Buenos días con alegría nos abre sus páginas de la mano de su autora Lola González del Castillo

Buenos días con alegría es la primera obra que Lola González del Castillo publica en la editorial Apublicar, aunque esperamos que no sea la última. Buenos días con alegría fue un verdadero hallazgo para nuestro catálogo infantil. Cuando apareció la obra de Lola fue como una respuesta a nuestras plegarias.

Es muy complicado encontrar una obra infantil que no sea un álbum ilustrado, una obra con un contenido interesante, actual, que encaje con el actual sentido educativo y que ofrezca alternativas posibles a problemas reales de la infancia. Todos estos requisitos se cumplen en esta maravillosa obra. Con Buenos días con Alegría los niños y niñas encontrarán un rato de entretenimiento divertido, pero el fondo los llevará a plantearse problemas reales de abusos tecnológicos, convivencia familiar, relaciones de amistad… Esta obra es un espacio donde pensar y encontrar soluciones, pero sin olvidar el aspecto lúdico.

Lola González del Castillo tiene un recorrido literario muy interesante que a través de esta entrevista mostraremos para entender mejor su obra.

¿Quieres ver el booktrailer antes de hablar con la autora? mira…

  1. Lola ¿Cuántas obras has publicado?

R: Cuatro novelas, la primera En brazos del afecto, es autobiográfica, la segunda, Sábanas rotas es una historia desgarradora que está basada en hechos reales, la tercera Victoria, aprendiz de Louise L. Hay, es una biografía de superación personal. A la sombra del tilo, es una novela ficticia con pinceladas reales que quería desvelar. El poemario Cada poema una aventura, su título ya lo dice todo y también he participado en varias antologías poéticas.

  1. Teniendo en cuenta que la mayor parte de tus obras son para adultos ¿Cómo surgió la idea de este libro infantil?

R: Había hecho varios talleres literarios de novela y relatos. Me apetecía hacer otro de literatura infantil y juvenil. Cuando lo terminé la profesora y las compañeras me animaron para que lo publicara, pero estaba liada con otras cosas y no me decidía. Hasta que conocí la editorial Apublicar y tuve la suerte de que les gustó.

  1. ¿Dirías que tu experiencia como madre y abuela han sido fundamentales para desarrollar esta obra?

R: Claro que sí; sobre todo al ejercer de abuela porque ya tenía más tiempo y veía la vida de otra manera. A medida que mis nietas y nieto fueron creciendo comencé a hacerles a ellas y a él cuentos personalizados, basándome en anécdotas que les sucedían y por supuesto los personajes llevaban su nombre, incluso las últimas ilustraciones guardan con ellas cierto parecido.

  1. ¿Qué es lo que más te gusta de Buenos días con alegría?

R: La espontaneidad, honestidad e inocencia de Marta y la diversidad de personajes y como cada uno va cumpliendo su objetivo.

  1. ¿Te sientes identificada con alguno de los personajes de la obra?

R: Si, me identifico con Ana y con Marta en algunos aspectos porque de niña sentí emociones parecidas a las de estas hermanas, aunque también he copiado escenas de la realidad escuchando a las niñas y niños en el parque y también he echado mano de la imaginación.

  1. Lo que más nos gustó de tu obra en la editorial es que abordas conflictos actuales desde el punto de vista lúdico y divertido de la infancia. Los abusos o mala gestión tecnológica, los conflictos familiares, los problemas de convivencia, autoestima… Tu obra es mucho más que un libro infantil porque ofrece soluciones reales al alcance de los más pequeños. ¿Qué te hizo escribir este libro?

R: Agradezco mucho los elogios que hacéis de mi libro y si además ofrece soluciones me enorgullece doblemente, aunque no haya sido intencionado, porque solo hice una especie de coctel usando algunos recuerdos de mi infancia, la imaginación y plasmando escenas cotidianas. La verdad es que yo lo pasé bien escribiéndolo, a veces reía a carcajadas al ver que los personajes tomaban vida propia. Cuando estuvo terminado pensé en mis nietas y nieto, la mayor fue la primera que lo leyó y me dijo que se había divertido y que también le podría gustar a otras niñas y niños. Así que me lancé de nuevo a otra publicación más.

  1. ¿Qué dirías a los niños y niñas que están pensando comprar tu libro?

R: Que lo disfrutaran tanto como yo al escribirlo; al leerlo van a vivir momentos de risa, van a encontrar diversidad de personajes, habrá alguna escena de suspense e intriga… Que no se van a arrepentir de comprarlo y lo pasarán genial. También les diría que tomen conciencia del uso que hacen de las tecnologías y piensen por un momento que harían si sufriéramos un apagón eléctrico que durase días, incluso meses.

Entrevistar a Lola González del Castillo ha sido francamente agradable, pero lo que más nos ha gustado ha sido poder disfrutar sus obras.

Si te apetece terminar la entrevista leyendo lo que Lola muestra con maestría en sus obras solo tienes que pinchar en los libros. Como deferencia especial a la autora hemos puesto a disposición de nuestros clientes sus obras, aunque pertenezcan a otras editoriales, lo importante es dar a conocer su talento.

Para comprar pincha la imagen

Para comprar pincha la imagen

Para comprar pincha la imagen

Leísmo, Laísmo y Loísmo

¿Cuántas veces has dudado al ponerlo en tu word? Pues se acabaron las dudas gracias a nuestra correctora y colaboradora Araceli. Iremos publicando periódicamente una serie de artículos para resolver dudas gramaticales y tener recursos útiles para la escritura. En la editorial no solo concebimos nuestro proyecto como un medio para dar a conocer el talento, nos encanta aportar lo necesario para que el talento literario brille de forma sencilla.

Sin más preámbulos os dejamos con el artículo prometido:

Resolver las dudas relacionadas con el Leísmo, Laísmo y Loísmo es sencillo partiendo de una serie de premisas básicas.

Necesitamos saber qué es un complemento directo (CD) y un complemento indirecto (CI).

El CD restringe o concreta el significado del verbo: Esta mañana vamos a hacer churros. Si quitamos el CD, la oración queda incompleta. No lleva preposición, salvo a cuando se refiere a personas o cosas personificadas.

El CI designa al destinatario de la acción del verbo: Esta mañana vamos a hacer churros para todos los vecinos. Tiene que llevar preposición (a o para).

El CD se sustituye por los pronombres lo, la, los, las; y el CI por le, les.

Se produce leísmo cuando sustituimos un CD por le, les:

A mi amigo Marcos le quiero un montón.

*A tus hijos les veo todos los días.

El primer caso está aceptado por la RAE: puede utilizarse le para sustituir un CD de persona masculina en singular (no valdría *A mi amiga María le quiero un montón ni *A mi perro le quiero un montón).

El CD en plural en ningún caso puede sustituirse por les.

Si lo que hacemos es sustituir un CI por lo, la, los, las, incurrimos en el laísmo o loísmo:

*A mi hija la dieron un premio de fotografía.

*No vino Pedrito porque lo cogió un temporal por el camino.

En los últimos años, el uso del leísmo —característico del centro y centro- norte de España— se ha extendido bastante, llegando a zonas que nunca habían sido leístas, como Andalucía. Afortunadamente, no ha ocurrido lo mismo con los otros dos fenómenos, cuyo empleo sigue considerándose más vulgar.

EL TRUCO: SI PODEMOS PASAR LA ORACIÓN A PASIVA, EL COMPLEMENTO QUE PASA A SER SUJETO ES DIRECTO.
Van Gogh pintó muchos cuadros de girasoles. En pasiva: Muchos cuadros de girasoles fueron pintados por Van Gogh. De aquí deducimos que muchos cuadros de girasoles es CD, por lo que debemos sustituirlo por los: Van Gogh los pintó, y no por les: *Van Gogh les pintó.

La oración Dieron un aplauso a los ganadores podemos pasarla a pasiva diciendo Un aplauso fue dado a los ganadores, por lo que deducimos que un aplauso es CD (lo dieron); pero no podríamos decir *Los ganadores fueron dados un aplauso, puesto que los ganadores es CI y, por tanto, no puede funcionar como sujeto de la pasiva. Habría que sustituirlo por les (les dieron un aplauso).
Si en una oración coincide un pronombre CD y otro CI, este se sustituye por se. En la oración anterior: Se lo dieron.

 

Una vez más queremos agradecer a Araceli su aportación para que todos podamos escribir correctamente con reglas sencillas.

Araceli Losada Pichardo. Correctora y colaboradora de la editorial Apublicar.

 

A los nietos felicidades y consejos de un abuelo escritor

El Quijote de mi abuelo y Granada en pipirrana de Manuel Haro

Hoy 26 de julio de 2019 nos ha parecido el día perfecto para dar a conocer la carta que Manuel Haro, nuestro escritor más longevo, escribió las pasadas navidades a sus nietos.

“A vosotros Manu, Pablo, Miguel, Felipe, Elena y Gonzálo; tras felicitaros las navidades y año nuevo, con una sonrisa, un apretón y lo principal el regalo, deciros: Que los abuelos estamos muy contentos con vuestro caminar por la vida, cada cual en su destino, por diáfanos caminos llegareis al sitio preferido. Por experiencia os digo que para no tropezar con obstáculos en el recorrido, debéis de ser fieles atentos hasta consigo mismo, en cualidad de genio medio, no demasiado encendido, ni demasiado apagado. Las personas que así son, caben en todas partes. Y sobretodo que cuidéis de vuestras pertenencias y familia.

Como abuelo os animo a que a lo largo de vuestros días, con los hechos que os destaquen y merezcan ser recordados hagáis un compendio y lo archivéis en el tintero, para que el día de mañana vuestros hijos y nietos copien el pedigrí de su padre y abuelo, dejándoles como heredad, el legado de vuestras vidas, que en más o menos cuantía algún valor tendrá. Sí que nos gustaría a los abuelos estar reseñados en vuestro repertorio.

Recuerdo no hace mucho, cuando por vuestras caras se paseaba la inocencia de la niñez, y por nuestros adentros el deseo de divertiros, yo me vestía de Mono, de Papá Noel y de Payaso; ahora que habéis crecido las circunstancias han cambiado, no cabe el disfraz, la mentirilla, el recreo ni el engaño, solo la verdad, el abrazo, la sonrisa y el aguinaldo. A ti Gonzalo por ser pequeño, cuando estés serio, te haré filigranas para que el disgusto se vaya.

Los abuelos os dejamos de recuerdo, yo libros para que paséis el tiempo distraídos, y la abuela, la receta de los pestiños y caldo de puchero. Hasta siempre. Besos.

Navidad 2018″

Manuel Haro, muchas gracias por recordar a todos los lectores lo que de verdad importa: el amor verdadero de los abuelos.

En la editorial tenemos a disposición de todos nuestros lectores dos obras de Manuel Haro:

Para comprar pincha en la imagen

Para comprar pincha en la imagen

 

 

 

 

 

 

 

Os recomendamos la prosa poética de Manuel Haro para recordar a todos los abuelas y abuelas de este mundo, que siguen en nuestro corazón y recuerdos porque forman parte de nuestra memoria como un tesoro.

 

¿Cuándo ponemos “de” delante de “que”?

hoy iniciamos una nueva línea de artículos basados en: Gramática práctica para escribir correctamente. Queremos agradecer a Araceli Losada Pichardo (Filóloga) su aportación a nuestro blog con esta serie de entradas que nos harán la vida más fácil a todos los que escribimos.

Cuándo ponemos “de” delante de “que”

Hace unos años, se puso de moda el “dequeísmo”, que consiste en usar la preposición de delante de que en oraciones subordinadas sustantivas con función de sujeto (S), complemento directo (CD) o atributo (Atr): los famosos *me gusta de que, *opino de que, *pienso de que, etc.
*Me gusta de que estéis aquí (S)

*Opino de que ya está bien de tantas tonterías (CD)

*Nuestra intención es de que todo salga bien (Atr)

También es “dequeísmo” insertar la preposición en locuciones que no la llevan, como a no ser que, a medida que, etc.
*Se fueron sentando a medida de que fueron llegando.

Los amantes del buen hablar criticaron tanto este uso que consiguieron que la mayor parte de la sociedad lo reconociera como un gravísimo error que había que desterrar; pero, sin quererlo, dejaron la impresión de que ambas palabras jamás deberían ir juntas, lo cual no es cierto. De aquí viene el hecho de que encontremos expresiones del tipo: *no hay posibilidad que, *estoy seguro que, *me alegro que, etc.
*No hay posibilidad que llueva hoy (CN)
*No estoy seguro que vaya a poder ir (CAdj)
*Me alegro que estéis contentos (CRég)
En los casos anteriores, la preposición de es requerida por la función que desempeñan estas oraciones subordinadas sustantivas (complemento del nombre—CN—, complemento del adjetivo—CAdj— y complemento de régimen—CRég—). También es obligatoria en locuciones como darse cuenta de, no cabe duda de, a fin de, en caso de, a condición de, etc.
Me he dado cuenta de que no traigo dinero/ *Me he dado cuenta que no traigo dinero

No cabe duda de que es una excelente profesora/ *No cabe duda que es una excelente profesora.

El truco: sustituimos la oración subordinada por un nombre o pronombre y vemos si necesita la preposición.

*Se dio cuenta que estaba roncando. Sustituimos “que estaba roncando” por “eso” (*Se dio cuenta eso) y vemos que necesita de: Se dio cuenta de eso; por tanto, lo correcto es: Se dio cuenta de que estaba roncando.

Otro ejemplo: decimos Tengo ganas de tarta y no *Tengo ganas tarta; por lo tanto, diremos Tengo ganas de que traigan la tarta y no *Tengo ganas que traigan la tarta.

Los verbos advertir, avisar, cuidar, dudar e informar pueden construirse con o sin preposición.

 

Esperamos que esta nueva serie de artículos con recursos ortográficos resulten útiles a todos los escritores del grupo. Tenemos que confesar que hemos ido observando en los manuscritos que recibimos una serie de errores ortográficos que se suelen repetir. Este hecho nos ha llevado a comenzar la iniciativa en un intento de ofrecer recursos prácticos.

Ten siempre presente que en la editorial la primera impresión cuenta y la primera impresión que hablará de ti será tu manuscrito, por eso es tan importante presentarlo de forma adecuada. Las faltas de ortografía en un manuscrito restan valor a la historia contada y al autor.

Una vez más te recomendamos que antes de publicar revises Apublicar. Tenemos todo lo que un escritor o lector puede necesitar.


Araceli Losada Pichardo.

Correctora de la editorial Apublicar.

M.Carmen Mórdom nos presenta Cómo nacieron las estrellas de mar.

♥Entrevista a M.Carmen Mórdom ilustradora del álbum ilustrado “Cómo nacieron las estrellas de mar” de la editorial Apublicar.

M.Carmen Mórdom es el nombre artístico de Mª Carmen Moreno Domínguez, ilustradora de la obra publicada en diciembre de 2018: “Cómo nacieron las estrellas de mar” primer volúmen de la serie “Cuadros que cuentan”. Nos encontramos con una editorial de Dos Hermanas (Sevilla), la escritora Mary Carmen Delgado Barranquero de Triana (Sevilla) y la ilustradora del Aljarafe Sevillano en concreto de La Puebla del Río (Sevilla). Creo que podemos hablar de talento sevillano al 100%.

 En esta entrevista vamos a destapar los talentos y virtudes de la ilustradora frente a la ilustración.

Como bien ha dicho la editora Asun Sánchez Monclova (editorial A Publicar), me llamo Mª Carmen Moreno Domínguez, he nacido, estudiado y trabajado en Sevilla. Me licencié en Bellas Artes (especialidad de Restauración de Arte) y después ya fuera realicé varios cursos de diseño gráfico y de ilustración. Tras acabar la carrera y trabajar a veces en temas de restauración de obras, ejercí como diseñadora gráfica durante muchos años en una pequeña empresa, tomando la decisión de dejar ese puesto  para intentar dedicarme a la ilustración, género que me ha enamorado.

Cuando empezó el boom de las redes sociales y comencé a tener encargos de pintura, diseño, exposiciones, sentí la necesidad de tener mi propia identidad artística, una página con mi trabajo, tarjetas, una “marca” por decirlo de alguna forma por la que me reconocieran (aunque aún estoy trabajando en un posible logo). Además mi nombre y apellidos me parecían muy comunes. Tengo una amiga artista que fundió sus apellidos y creó su propia marca y pensé ¿cómo quedarían los míos si hiciera lo mismo?  El resultado me encantó porque sonaba al “Señor de los Anillos” (del que soy  muy fan). Mórdom suena a Mórdor, me pareció original, más corto y que  la gente lo recordaría más.

En cuanto a mi recorrido profesional en este campo, he participado con alguna de mis ilustraciones en dos libros solidarios: Relatos Ilustrados de la antología Doñana es Arte para la ayuda a la reforestación de las zonas quemadas en el incendio y Hada de Estrellas, álbum ilustrado para ayudar en la lucha contra el cáncer infantil. También participo en el libro Luces de Bohemia ilustrado, de Mil coeditores.

Recientemente ha salido publicado con la editorial APublicar un álbum que he ilustrado y maquetado con el título Cómo nacieron las Estrellas de Mar, escrito por la autora Mary Carmen Delgado Barranquero. Cómo nacieron las estrellas de mar es el primer volúmen de la colección Cuadros que cuentan, una colección que contará mucho sobre el arte y las obras de arte.

 

  • Queremos iniciar la entrevista haciendo una aclaración al lector, últimamente oímos mucho el término “álbum ilustrado”; en cambio hace unos años hablábamos de cuentos infantiles ilustrados. ¿Se trata de una moda o existe realmente alguna diferencia entre ambos conceptos?

No creo que sea una moda. Aunque se escuche más de un tiempo para acá, el término de “álbum ilustrado” creo que va ligado al auge paralelo que ha tenido  la literatura infantil.

Los cuentos ilustrados de toda la vida han sido libros donde el texto va acompañado de ilustraciones que reflejan la historia que se está narrando, pero éstas no son imprescindibles. El libro podría leerse igualmente bien si no tuviera imágenes, tienen una función sólo estética. Normalmente el texto se escribe primero y a partir de él se crean las ilustraciones.

En los álbumes ilustrados texto e ilustración se integran, dependen uno de otra. La imagen es imprescindible, enriquece y  complementa al texto, incluso predomina muchas veces. El lector debe interpretar más allá de las palabras. La historia se apoya fundamentalmente en la ilustración, además texto e imágenes suelen crearse a la vez o el mismo autor escribe e ilustra.

 

  • Este es el primer álbum que has ilustrado completamente al 100% ¿Cómo ha sido la experiencia?

Primer volúmen de la colección “Cuadros que cuentan”

La verdad es que no lo he podido disfrutar más. Desde el inicio del proyecto, los bocetos, el color, los detalles y anécdotas,  ir viendo cómo cobraba vida una historia tan bonita que me tocó el corazón desde que la leí por primera vez, porque además tanto  mi marido como yo tuvimos abuelas que se llamaban Carmen y que fueron personas muy importantes en nuestras vidas.

Y como no, la satisfacción de trabajar con total libertad junto a alguien que ha confiado en mi trabajo, que me ha dado la oportunidad de poder expresarme de la forma que más me gusta con uno de sus maravillosos relatos. Mil gracias, Mary Carmen Delgado Barranquero.

Una experiencia súper bonita que repetiremos en los siguientes volúmenes de la colección, aunque este primero siempre tendrá un lugar muy especial en mi corazón.

 

  • ¿Qué crees que aporta la obra “Cómo nacieron las estrellas de mar” al panorama de la literatura infantil? Actualmente hay muchas publicaciones nuevas al año ¿Qué piensas que diferencia a esta obra en el entorno literario y la convierte en única? ¿Dónde situarías esta obra dentro de las publicaciones de literatura infantil y juvenil? Y ¿Dónde piensas que te sitúa esta obra a ti como ilustradora?

Pues, aunque no sé si será única, creo que  “Cómo nacieron las estrellas de mar” aporta una visión diferente del álbum ilustrado como objeto en sí, pues el diseño de su portada se ha pensado para que represente un Cuadro que Cuenta, una historia enmarcada que se pueda colocar físicamente en cualquier rincón, estantería o pared con las sujeciones apropiadas y que encierra dos bonitas historias, partiendo una de ellas de un cuadro que está en la pared.

Por otro lado, el lector debería ser el que sitúe esta obra dentro de las publicaciones de literatura infantil y juvenil, una vez la conozca e interprete. No me gusta encasillar, además pienso que este álbum no tiene edad, que es para todos los públicos.

Una vez se vaya conociendo el libro la gente me irá conociendo paralelamente también a mí, una ilustradora que está empezando, casi desconocida hasta el momento pero con unas ganas de crear, comunicar y expresar enormes; ávida de nuevos proyectos y de gente que apueste por mi trabajo.

 

  • ¿Qué destacarías de tu currículum como ilustradora? ¿Cuál piensas que es tu mayor talento como ilustradora?

De mi corta trayectoria como ilustradora, aparte de este álbum donde he podido realizar todas sus ilustraciones así como la maquetación al completo, ha tenido una gran relevancia el álbum ilustrado “Hada de Estrellas” de Concha Estellés, porque fue el primero donde tuve el placer de participar y conocer a otras grandes ilustradoras, metiéndome más de lleno en este campo.

Hay una pregunta que no ha respondido M.Carmen Mórdom y que desde la editorial Apublicar, ya que conozco a Mórdom, me voy a permitir contestar. El mayor talento que he descubierto en M.Carmen Mórdom es su enorme creatividad, una sensibilidad extrema que le permite plasmar una gran belleza a su creación y un perfeccionismo que imprime en todo lo que hace creando entornos repletos de detalles, ricos y que son un deleite para el observador. Por último, pero no menos importante, destacaría que tiene un capacidad innata para adaptarse a nuevos retos lo que hace posible que su obra sea compleja y completa. Este proyecto no es algo habitual, ni el concepto de que parte ni la idea es lo que suele aparecer en un álbum ilustrado y M.Carmen Mórdom captó rápidamente la nueva idea y se puso a crear completando el universo creado.

 

  • Parece que encontramos más ilustradores en novela gráfica y más ilustradoras en álbum ilustrado infantil o juvenil ¿Cuál piensas que es la razón?

No me había parado a pensarlo ni contabilizarlo, pero imagino que las mujeres ilustradoras, por su condición de madre en su mayoría, tendrán más sensibilidad y cercanía al mundo infantil y juvenil, volcando su arte muchas de ellas en este campo.

 

  • Hubo un tiempo en el que se pensó que había una razón científica para el hecho de que hubiese más pintores que pintoras. Según algunas versiones parece que el cerebro masculino tiene una predisposición a la percepción e interpretación espacial más desarrollada que el femenino, lo que le permite mayor facilidad para realizar una obra pictórica, desarrollo de la perspectiva… ¿Crees que es cierto?

No sé lo que tendrán de cierto esas versiones supuestamente basadas en razones científicas. A mi parecer todo se fundamenta en el papel secundario que siempre se le ha dado a la mujer, menos reconocida prácticamente en todos los sectores aunque seguramente con sentidos más desarrollados que el hombre en otros campos como la sensibilidad, meticulosidad, precisión…

 

  • Y ahora para cerrar, este es el primer volumen de la colección “Cuadros que cuentan” ¿Cuándo supiste que querías realizar este proyecto? me imagino que algo debió enamorarte de él ¿es así?

Bueno, en cuanto Mary Carmen Delgado me lo propuso acepté sin dudarlo aun sin saber todavía los detalles del proyecto. Primero porque la propuesta venía de ella, una autora que me encanta, que rebosa creatividad y en quien confío plenamente y después, porque me cautivó la originalidad de emplear un concepto de fusión de lo que son mis dos pasiones, la pintura y la ilustración, creando Cuadros que Cuentan, una colección de álbumes ilustrados que crearán la Galería del Cuentista.

Y como no, deseando comenzar ya con el segundo título de la colección, aún por determinar.

 

Te recomendamos que no te pierdas esta maravillosa obra y sus ilustraciones, si quieres te la llevamos a casa.

.

 

Manuel Haro Campos nos sirve de guía en la prosa poética

La huella carmesí trae la violencia de género a la editorial Apublicar

Aterrizamos hoy en el blog de la editorial con una autora que acaba de publicar su tercer título “La Huela Carmesí”, anteriormente entrevistamos a Loly López Guerrero con motivo de su anterior publicación en nuestra editorial y la acribillamos a preguntas personales y profesionales. Ahora hemos tenido un poco de consideración y solo hemos preguntado por su obra, pero para todo aquel que quiera conocer mejor a Loly te dejamos el enlace a nuestro blog.

En Apublicar tenemos claro que tras cada obra hay un autor, una vida, una experiencia, un dolor, una alegría, una capacidad única e irrepetible que produce una obra única e irrepetible; por eso nos centramos tanto en la vida de los autores como en sus obras.

Ahora sí vamos a conocer la experiencia de Loly López Guerrero, esa experiencia que junto con su proceso creativo  le llevó a crear esta y no otra obra “La Huella Carmesí”

Si prefieres ver nuestra versión grabada de la entrevista la tienes disponible en nuestro canal de Youtube:

 

 

 

Preguntas de la entrevista:

 

  • Si tuvieras que hablar a alguien de tu novela “La Huella Carmesí” ¿Qué le dirías?

Que cuando lea la novela piense que la mayor parte de lo que cuento es real y que son muchas las personas que me han contado su historia para que yo la publicara.

 

 

  • ¿Por qué se ha publicado tu obra precisamente ahora?, me consta que llevaba años escrita.

Se lo prometí a una de las personas que más cosas me ha contado sobre su vida. Siempre me decía que esperara que ella se muriera para que su familia supiera todo lo que había sufrido

  • Los tres pilares básicos con los que definiría tu obra son: matrimonio, bebes robados y un añadido marco esotérico que revela sin mostrar un mundo de posibilidades alternativas. Sorprendentemente con un panorama tan serio y contundente has sido capaz de encajar puntos de humor que hablan de nuestras tradiciones y dan un valor añadido a la obra. ¿Cómo se te ocurrió enlazar una trama de esta envergadura?

Toda obra literaria debe mostrar en su historia lo contrapuesto de la vida, momentos de crudeza y momentos cómicos. De este modo se ofrece a la persona que lee, un equilibrio de emociones durante el ejercicio de la lectura. Necesitamos encontrar en la novela un área de descanso emocional y ese toque se lo dan las historias del Velatorio. Al principio pensé en poner un par de historias solamente. Cuando he dado a leer mi novela, siempre me decían que pusiera más historias en esa parte, por eso he añadido más de las que yo pensaba. Y creo que como área de descanso emocional funciona muy bien. (Cante)

  • Loly, en tu obra aparece un plato fuerte que es la violencia de género. ¿Qué te ha llevado a hacer de ese tema el eje de tu obra?

Siendo un grave problema diagnosticado desde hace décadas,  me preocupa que la sociedad no se manifieste más cuando hay una víctima del machismo. Cada semana vemos en las noticias que siguen matando a sus parejas, a sus hijos e hijas. Lo que me parece más grave y me temo, es que la ciudadanía se ha acostumbrado a oír y a normalizar estos asesinatos como otra noticia más.

  • ¿Qué te gustaría destacar de tu obra?

El problema de bebes robados. Hay muchas familias que en realidad ellas no tenían constancia de que ese niño o niña que le entregaban se lo habían robado a su madre y a su padre. Pensaban que era verdad la historia que la monja o el doctor le habían contado. Que la madre era una joven de pueblo que se había quedado embarazada y que no podía volver a su pueblo con un bebé y por eso lo iba a entregar en la casa cuna. El dinero que le pedían era para sufragar los gastos de la pensión donde ella había estado escondida durante el embarazo y los gastos de la clínica. Nunca pensaron que fuera un robo. Las familias adoptivas también fueron víctimas de esas personas.

  • Ser mujer y escritora te convierte en uno de los objetivos a cumplir con la editorial: visibilizar el trabajo de la mujer en el entorno cultural local. Este objetivo se ha convertido en una maravilla gracias a tu obra y tu persona. Pero dejando al lado nuestra complicidad. ¿Qué piensas que le falta aún por hacer a la mujer?

Como dije anteriormente, a la sociedad en general le falta hacer mucho todavía en sensibilización. Para que las mujeres, nos queramos más a nosotras mismas, y confiemos que dentro tenemos un gran potencial. Muchas no se atreven a hablar de él. A nuestra Agrupación Literaria María Muñoz Crespillo vienen personas que les gusta escribir poesías, pero lo que más miedo les da es leer lo que escriben. Que las demás personas conozcan sus sentimientos. Por eso, personas que escriben poemas nunca hablan de ellos. Hemos estado siempre tan dedicadas a la familia que la mayoría de las mujeres son incapaces de hacer valer el derecho a pensar un poco en si mismas. Así que las animo a que saquen lo mejor de ellas, a que aprendan a soñar, a que sigan alimentando sus ilusiones y que las compartan.

  • Por último. ¿Por qué tu obra se llama la Huella Carmesí?

¿Por qué mi obra se llama la Huella Carmesí? Eso vamos a dejar que lo descubran las personas qué lean La Huella Carmesí. Ya me diréis ustedes si lo habéis averiguado.

 

Ya solo te falta comprar la obra para disfrutar de una buena lectura que te hará entender la cruda realidad y desde cuando está presente en nuestra sociedad. Si quieres te llevamos a casa “La Huella Carmesí”

 

 

 

 

 

¿Cómo elijo al ilustrador o ilustradora perfecto para mi obra?

¿Cómo saber qué ilustrador es el adecuado para mi libro?

Enrique Carlos Martín ilustrador con varios libros publicados en su haber, ha accedido a hacer este artículo para los seguidores del blog de Apublicar. Le he pedido un par de cosas aparentemente sencillas, pero que son la causa de muchos quebraderos de cabeza. La ilustración no es sólo para una novela gráfica o un libro infantil, la ilustración tiene muchas más posibilidades que a veces no se aprovechan por desconocimiento.

Ahora entrando en faena quiero mostrar la experiencia y opinión de  Enrique Carlos ¿Qué consejo darías a los escritores acerca de la ilustración?

 

Enrique Carlos Martín, Ilustrador y escriitor

Enrique Carlos Martín, Ilustrador y escriitor

Yo llevo muchos años ilustrando. Es lo que tiene ser ilustrador. Pero hete aquí que también escribo. Cosas de la vida.

Y tú me dirás, “¿pues entonces, para qué te vas a preguntar esto? Te ilustras tú y punto, ¿no?”.

Y yo te respondo, como si me apellidara Ozores, “¡no hija, no!”

Bueno, sí.

Pero no.

A ver, no se me amontonen, que lo explico.

Hasta ahora me he ilustrado yo mis libros a mí mismo, mismamente. Cierto. Pero me he planteado más de una vez buscar ilustrador.

Como ilustrador, tengo unos registros concretos. Puedo, a base de profesión, intentar emular otros, pero nunca darán el mismo resultado.

Por mucho que yo quiera, no me saldrá ni a tiros la personalísima visión realista de Abel Ippólito, o la elegancia gráfica de José Luis Ágreda. No podría ni por asomo conseguir el hiperrealismo de Albo López ni la pintura emocional de Patricia Metola.

Abel Ippólito agita tus emociones con su visión personal de la vida real.

Abel Ippólito agita tus emociones con su visión personal de la vida real.

José Luis Ágreda o cómo plasmar cualquier cosa con clase y distinción.

José Luis Ágreda o cómo plasmar cualquier cosa con clase y distinción.

Albo López va más allá de la cámara fotográfica con un bolígrafo.

Albo López va más allá de la cámara fotográfica con un bolígrafo.

Patricia Metola y su pellizco emocional.

Patricia Metola y su pellizco emocional.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mi trabajo, pulido a lo largo de años de encargos y horas de divertimento personal (todo hay que decirlo), me ha llevado a conformar un estilo, un abanico gráfico y un lenguaje personal del que difícilmente puedo salir. O mejor dicho, puedo franquear sus fronteras, pero siempre se notará que soy extranjero en esa nueva tierra.

Y entonces voy, y escribo algo que no se encuentra en ese círculo que manejo como ilustrador.

Pero… ¿cómo sé que mi dibujo no es el adecuado para mi texto?

Ven. Demos un paso atrás para contemplar el asunto. Cuidado, no me pises.

Hay obras con trasfondo realista y crudo, para adultos, que se han dibujado con ilustraciones que valdrían para un público infantil, y funciona.  Por poner un ejemplo, ahí está: “Maus” de Art Spiegelman, premio Pulitzer en 1992.

No hay que acudir a un estilo realista y barroco para tratar conceptos filosóficos o escritos clásicos, como demuestra, por ejemplo, el gran Max, capaz de simplificar de manera envidiable.

Podemos encontrar humor en dibujos para obras literarias que se podrían calificar como “serias”, como el que trasmite el inefable Carlos Nine.

Son ratoncitos y gatitos. Pero Art Spiegelman no te cuenta un cuento.

Son ratoncitos y gatitos. Pero Art Spiegelman no te cuenta un cuento.

Max navega entre lo poético y lo perturbador.

Max navega entre lo poético y lo perturbador.

El inefable Carlos Nine a los pinceles.

El inefable Carlos Nine a los pinceles.

 

 

 

 

 

 

 

 

No parece haber nada que limite la ilustración para cualquier obra escrita, sea para el público que sea (infantil, juvenil o adulto) ni al género que se circunscriba (noir, cifi, terror, histórico, romántico…). Podemos encontrarnos ejemplos extraordinarios a patadas, aunque recomiendo que se haga de forma más civilizada.

Colores brillantes para textos oscuros, geometrías para explicar las emociones, manchas pictóricas para obras de no ficción…

Y después de todo esto, ya sé lo que pensarás: “¡vale, tío, vaya brasa me estás dando! ¡Todo para decirme cómo saber si encaja o no el dibujito de marras!”

Vale, pues tú, fuera de esta lectura.

Tú, la que no protestas, quédate que eres un encanto.

¿Entonces? ¿Si “todo vale”, qué criterio podemos seguir para decir que tal ilustración no encaja con tal texto? (es lo mismo que ha dicho el expulsado, solo que con educación).

Tenemos varios aspectos que podemos plantearnos. Te cuento un par.

Por un lado, el público lector al que queremos llegar.

Si bien es cierto que se hace de todo y no se puede hablar de limitaciones para la ilustración, también es cierto que podría ser que a tu posible público no le atraiga determinadas trasgresiones.

O al contrario.

Ahí lo dejo.

De momento.

Porque, por otro lado, está lo que aporta la ilustración al texto.

Una ilustración puede acompañar al texto sintonizando con su estilo, forma y fondo. Será algo así como una ayuda visual. Sitúa, amplía, comenta gráficamente. Un agradable colega de viaje.

También, puede provocar una ruptura. Un cambio de sentido del camino que toma el texto. Es una visión personal del artista ilustrador sobre los conceptos que maneja la obra escrita, que da al libro una nueva dimensión. Plantea preguntas, obliga a otros puntos de vista. Aporta a otro nivel.

En casos puntuales podemos encontrarnos, incluso, que el texto sin la ilustración no se podría comprender. Y al contrario. Aquí letra y dibujo forman partes forzosamente complementarias en la obra. Los artistas (escritor e ilustrador) no sólo trabajan al mismo nivel, sino que completan la obra de forma indefectible.

¿Mi recomendación para decidirte por un ilustrador o tipo de ilustración para tu libro?: busca ejemplos de ilustraciones que te atraigan (por ejemplo en librerías, bibliotecas o encomiéndate a San Internet), dale vueltas a estas reflexiones, piensa qué querría ver tu público lector y qué te gustaría a ti que aportara la ilustración al texto. Y charla sobre ello con los ilustradores que contactes. Que no muerden, mujer (la mayoría).

Aunque para esta incógnita siempre tendrás una brújula a mano, que yo te animo a seguir si te atreves.

Escucha lo que te dice tu corazón.

(nota: sí, es una frase de uno de los personajes de la peli de los Coen, “Muerte entre las flores”, me he dado cuenta después. Pero me ha quedado mono, así que no la quito).

Si te apetece saber más del tema, échale un ojo con el resto del cuerpo incluido a este artículo. Espero que te sirva. ^___^

https://enriquecarlosautor.com/claves-para-encargar-ilustraciones/

Y si ya sabes qué ilustrador es adecuado para tu libro, y te apetece contármelo, no te cortes. Así hacemos comunidad. ^__^

Enrique Carlos Martín (ilustrador y escritor)

Diario de un pulmón ahogado y Juan de Mora aumentan el valor de Apublicar con Di

Juan de Mora Vega es el nombre del autor que acaba de publicar su obra en nuestra editorial Apublicar. Desde Apublicar no puedo ser objetiva y tampoco lo pretendo, creo que precisamente mi subjetividad es lo que da cuerpo a mi Marca Personal y al sello editorial que estamos creando.

Conocí a Juan de Mora hace aproximadamente un año y medio, cuando nos conocimos ambos estábamos arrancando y nos sorprendió mucho la casualidad del encuentro.

Ninguno de los dos creemos en las casualidades y como no podía ser de otra forma, nuestro encuentro original ha dado como fruto, a su debido momento, una obra literaria.

Diario de un pulmón ahogado es muy especial porque fue el primer manuscrito que como editora leí, registré y hasta me atreví a comentar con el autor.

Esta aparente guía para dejar de fumar tiene muchas proyecciones, al igual que su autor, tiene muchas lecturas. No en vano Juan de Mora es maestro de Reiki y terapeuta, su obra está repleta de conocimiento. Juan ofrece siempre una visión cercana en la transmisión del saber.

Los buscadores de la verdad, coincidiréis conmigo en que son muchos los que hablan, pero también son muchas las palabras vacías de contenido. En esta obra, Juan usa palabras sencillas, repletas de contenido, característica que sólo aparece con la maestría.

"Diario de un pulmón ahogado" tu guía definitiva para dejar de fumar

La primera obra publicada por el autor Juan de Mora Vega es Diario de un pulmón ahogado, un descubrimiento en la Autoayuda y terapias alternativas.

Y ahora… Pasamos a la ronda de preguntas, vamos a deconstruir un “pelín” la figura de Juan de Mora, vamos a intentar buscar bajo su disfraz de escritor a ver que joya encontramos:

  1. Juan, ¿tú piensas que has nacido escritor o te has hecho escritor?

Yo pienso que he nacido escritor porque aprendí muy pronto a leer, y consumía (y consumo) semana tras semana distintas lecturas, creo que eso ya era una pista de lo importante que son y serán las letras en mi vida. Desde muy pequeño me encantaba escribir, aunque comencé con el plato fuerte: la poesía.

También me ocurre que cuando más tranquilo estoy, empieza a desarrollarse algo en mi mente y tengo la necesidad de sentarme a escribir, a expresarlo, porque normalmente lo que “aparece” se escribe solo. Yo solo me coloco como instrumento de esa creatividad.

Creo que después de lo que acabo de decir, probablemente nací escritor.

 

  1. ¿Cuándo supiste que querías escribir un libro?

Bueno, a estas alturas de mi vida creo que me puedo permitir ser sincero sin tener que pensar en el qué dirán. Fue en una meditación, me vi en un centro propio de sanación natural, yo estaba firmando libros y dando una conferencia.

Este ejercicio en el que tuve la visión, era una meditación guiada con el objetivo de ver que podría conseguir, si llegara a un estado de gran desarrollo a nivel personal. La verdad es que hasta ese momento no había pensado en mi faceta de escritor, era algo íntimo y personal, que me acompañaba a la sombra del resto de facetas a desarrollar.

Después de esta visión algo cambió en mi interior, fue un descubrimiento pensar que podría ocurrir; y lo más inquietante fue lo cómodo que me sentía con la nueva idea. La sensación fue como reencontrar a un viejo amigo, del que te has olvidado, pero al que sigues queriendo.

  1. “Diario de un pulmón ahogado” es el título de tu recién publicada obra. ¿Cuánto de Juan y de su maestría aparece en esta obra? ¿Es realmente sólo una guía para dejar de fumar?

Mucho de lo que se habla y cuenta en esta obra soy yo al descubierto, sin filtros, tal y como pienso que debo ofrecer lo mucho o poco que habita en mí. También tengo que decir que, determinadas partes de la obra se han escrito solas, es como si yo fuese un instrumento para que esa parte protagonista pudiese existir.

Cuando me di cuenta de lo que estaba ocurriendo pensé que realmente debía escribir y publicar la obra, porque la obra era más importante que yo. Ya lo dice Jodorowski: “artista, hazte más pequeño que tu obra”. De esta manera, estoy seguro que va a ayudar a muchas personas, que la encontrarán en su camino cuando la necesiten.

A tu segunda pregunta tengo que responder con un rotundo “No”. No es sólo un libro para dejar de fumar, va mucho más allá, es un libro escrito desde el amor y para el amor. En este libro encontrarás varias lecturas y en una de ellas la parte espiritual está presente, ofreciendo pautas para controlar:

  • Ansiedad
  • Motivación
  • Hábitos…

Se trata de un manual para empoderar a la persona. Cada individuo será consciente de la toma de decisiones, de la libertad y responsabilidad que lleva implícita.

  1. ¿A qué lectores va dirigida tu obra Juan?

A cualquier lector que quiera sentirse libre, que quiera liberarse de las adicciones y que sienta una llamada interior para buscar ese algo más…

  1. ¿Por qué crees que tu obra es necesaria? ¿En qué se diferencia de otras guías para dejar de fumar?

Porque dentro de los libros que existen para dejar de fumar se olvidan de las emociones, y de las experiencias reales. Se centran en datos y más datos como si fuese un manual de consultas, pero falta la parte real de la experiencia, que es el eje que mueve mi obra. En “Diario de un pulmón ahogado” se ofrece un camino basado en la experiencia y el acompañamiento para dejar de fumar de forma estructurada.

  1. ¿Tienes pensado hacer algo más para que la técnica que presentas en tu libro sea 100% eficaz en el objetivo: dejar de fumar?

Sí, paralela a la publicación del libro he diseñado un taller como complemento terapéutico a la obra. Se trata de un taller práctico con mucha base en el libro, dónde se va a trabajar con todas las herramientas necesarias para que la persona afronte el desafío de dejar de fumar y será muy empoderante.

Así también, para los asistentes al taller, he creado un grupo de apoyo denominado “exfumadores anónimos”, dónde tendremos un encuentro mensual totalmente gratuito, para acompañarles en el trayecto y reforzar aquellas áreas que más les estén costando superar.

 

Bueno,  llegado este punto damos por terminada la ronda de preguntas, y sólo puedo  hacer una cosa, recomendarte leer “Diario de un pulmón ahogado” .

Si lo que quieres es dejar de fumar, te ayudará para que lo consigas. Si tienes un hábito que quieres abandonar o cambiar, este manual te pondrá en órbita. Si tienes ansiedad por exceso de trabajo, separación… te puedo asegurar que “Diario de un pulmón ahogado” te hará tomar conciencia de la situación, de tu presente, y te dará las herramientas para que tomes las riendas de tu vida.

 

 

 

Aurora Carrión publica “El puzle de mi vida” con Apublicar

Aurora Carrión Muñoz es la autora de “El Puzle de mi vida” la tercera obra que se publica con el Sello editorial Apublicar, y estoy especialmente emocionada por poder realizar la entrevista a una autora que hace realidad su sueño y el mío: Publicar.

Aurora es Licenciada en Filología Hispánica y profesora de lengua y literatura española, lo que no dice de Aurora en su curriculum es su enorme capacidad creativa, su particular y enriquecedora visión de este mundo y su inmenso corazón.

Aurora cree haber encontrado en la creatividad literaria una vía para aliviar la angustia vital y los miedos, pero lo que realmente ha encontrado Aurora es una herramienta para enriquecer nuestro mundo con nuevos argumentos para superar nuestras angustias y miedos.

Fue ganadora en 1998 del concurso “Cartas de amor” de la biblioteca de Montequinto, Dos Hermanas y personalmente pienso que, no ha ganado más concursos porque no se ha presentado, aunque ella no lo dice.

"El Puzle de mi vida" de Aurora Carrión

Tercer libro del sello editorial Apublicar

Y ahora sin más preámbulos vamos con la batería de preguntas.

  1. Aurora ¿Naces escritora o te haces escritora?

Nací escritora, porque nací observadora de la naturaleza, personas, cosas, realidades… Y después de observar durante bastante tiempo es cuando me lanzo a escribir para poder expresar mi percepción de la realidad. Recuerdo con especial cariño el objeto que más llamaba mi atención cuando era pequeña, se trataba de un lápiz, el lápiz que siempre acompañaba a mi padre en su profesión de carpintero.

Yo veía un universo que necesitaba componer pieza a pieza y, precisamente, con esa misión en mente comencé a escribir, para que todas las piezas sueltas de mi experiencia comenzaran a encajar formando un puzle de realidad vivida, pensada, digerida y creada. Siempre me ha acompañado la sensación de que debía rendir cuentas y dejar testimonio sobre las piezas del puzle que me habían sido entregadas.

Por otro lado, he tenido una gran ventaja en mi labor porque me interesaban todas las historias y siempre he sido curiosa. Yo pienso que soy así precisamente para poder observar y experimentar el mayor número posible de piezas, de ese inmenso puzle que compone la realidad. Gracias a mi particular experiencia puedo ofrecer mi visión de la realidad y así van ajustando piezas del puzle, poco a poco y con paciencia, con la aportación de otros personajes curiosos y con nuestros testimonios el puzle se irá completando hasta llegar a ofrecer una visión única y completa.

 

  1. ¿Siempre has sabido que querías escribir un libro? ¿Por qué es importante publicar tu obra?

Siempre, porque yo tenía cosas que decir que sólo podía decir yo. Siempre he sabido de forma intuitiva que, en la medida en que fuese capaz de recomponer el espejo roto de otro ser humano sería capaz de recomponerme.

Me considero en la obligación de dejar testimonio escrito en este mundo para que mi experiencia pueda llegar a quien la necesite, bien de forma escrita, oral, o a través del subconsciente colectivo de Carl Gustav Jung.

  1. El título de tu obra no ha sido al azar ¿verdad?

No. Empecé escribiendo relatos sin aparente conexión, hasta que me di cuenta de lo que realmente estaba escribiendo y por qué lo escribía, entonces tuve claro que el título de mi obra debía ser el “Puzle de mi vida”. Pude comprobar que sólo vemos por parcelas o pequeñas piezas del puzle y cada persona ve una parte de la pieza, o ve otra pieza diferente.

  1. ¿Cuánto podemos encontrar de la Aurora profesional en su obra?

Todo, soy filóloga vocacional, amante de las letras y las expresiones.

El vehículo literario acompaña a Aurora como herramienta de trabajo aún antes de ser filóloga. La expresión escrita como instrumento que deja huella en este mundo es conocido y dominado gracias a la formación. Aunque los intereses de Aurora van más allá de la lengua, abarcando otras lenguas en su eterna búsqueda de la comunicación y la expresión escrita como vehículo estable. El francés y el italiano no se le resisten y la acompañan en su recorrido como parte del escenario que puebla su imaginación.

  1. ¿A qué tipo de lectores aspiras? Deseo tener lectores inteligentes, de mentes muy abiertas y con una enorme curiosidad.
  1. ¿Por qué crees que algunas obras literarias logran conmovernos mientras que otras no?Según la sicología evolutiva, los protagonistas de las buenas obras de la literatura son  aquellos con los que nos identificamos,  porque responden a los patrones de comportamiento evolutivo de nuestra especie.Cuando leemos un libro no necesitamos la ayuda de ningún crítico, ni teórico literario, del mismo modo que tampoco necesitamos que un experto chef nos diga si nos ha gustado el salmorejo.En todo caso,  los críticos literarios lo que sí pueden hacer es mejorar la experiencia de la lectura.El principio organizador de El puzle de mi vida es la propia evolución de una niña curiosa, investigadora, observadora,  que va intentando unir las piezas desordenadas de su rompecabezas. Con los años, va dando luz a su  visión  ficticia de la vida, enriqueciéndola y añadiéndole inquietud intelectual. Es una lectora ávida  que conoce  a filósofos griegos, alemanes, franceses  o españoles y lee lo mismos obras hispánicas como El libro de Buen Amor, El Quijote,  El Cantar de los Cantares o  narrativa  hispanoamericana (Cien años de soledadLa casa de los espíritus, Confabulario (Juan José Arreola), etc, etc.
  1. ¿Qué crees que reflejan nuestros escritos, nuestras novelas, historias y demás obras poéticas, etc., etc.?La manera en que los Homo Sapiens  interaccionan  con otros seres vivos, en el mundo donde plantaron el pié por primera vez y siguen evolucionando.Nuestros libros reflejan la naturaleza humana: actos como la elección femenina de pareja, la competición entre machos, el conflicto generacional entre padres e hijos, la locura, los malos tratos, la conducta altruista o la complejidad de la comunicación  que abarca desde la honestidad hasta el desengaño.A  pesar de que hablemos lenguas muy diferentes y vivamos de formas diversas, según la sociedad a la que pertenezcamos,  existen conductas que comparten todas las culturas.Hay unos cimientos que han servido para las grandes obras universales de genios universales literarios, pintores, escultores, cineastas, fotógrafos, etc. Por ejemplo: Hay algo familiar y reconocible en los rasgos básicos de Don Quijote y Sancho Panza que les  permiten ser personajes comprensibles después de  casi de 413 años (1605, publicación de la primera parte), al igual que reconocemos el pesimismo y el amor adolescente de Calixto y Melibea (1499) en La Celestina.
  1. ¿Te encuentras a ti misma en tus personajes?Como escritora “soy amplia, contengo multitudes” (Walt Whitman). Mis historias no me son ajenas, en cuanto a persona  empática. Contienen trazas mías  como ser  humano,  “evolucionado” (al estilo darwiniano), que intenta abrir mentes con personajes capaces de  tocarle las fibras sensibles, a cualquiera,  Sólo añado pimienta a mis relatos,  de los que no soy  protagonista.

 

 

Con esta entrevista damos a conocer autora y obra publicada con el sello editorial Apublicar. Os esperamos a todos para la presentación que se realizará en el Centro Cultural La Almona, en Dos Hermanas (Sevilla), el viernes 13 de abril de 2018 a las 18:00 h. La presentación será muchos más que una presentación literaria, porque Aurora es una abanderada del arte como vehículo de expresión y tendremos varias actuaciones y representaciones que comunicaremos en la convocatoria al evento. ¡Te esperamos!

Como ya sabrás, no puedo cerrar un artículo sin recomendarte que antes de publicar revises… Apublicar, seguro que encontrarás información útil, o la forma de publicar.