Elogios al agua de Manuel Haro Campos

En esta ocasión nos trae al blog cumplir el objetivo con el que se formó esta editorial: dar a conocer el talento de los escritores y escritoras para enriquecer este mundo.

Vamos a compartir un relato inédito de uno de nuestros autores publicados. Queremos agradecer a Manuel Haro el material cedido para compartir con todos los lectores.

Elogio al agua

Tu nombre natural es agua, el H2O, especifica tu ADN; de genes y cromosomas careces. Infinidad de apellidos tienes, entre otros: Agua del avellano, agua de rosas, agua de azahar, agua de azucenas, agua de coco, agua de perfume, agua de licores, en piedras preciosas eres la dama (agua marina). En lo divino eres bendita y en el santoral la más alta: Agua de las Angustias, Agua Bella, Agua de las Nieves, Agua Santa.

Viniendo de tan alta estirpe, humilde en aprecio eres; socorres las adversidades; apagas la sed, el fuego y el llanto. Aunque seas quisquillosa al tacto, tu recuerdo queda mojado.

Con el calor eres valiente, pero si llega el exceso, estando libre, sin tener alas, te vas volando; o si encarcelada, estallas o revientas. Admisible con el frío, pero si es intenso no te abrigas para no pasarlo, le haces cara, te disfrazas y transformas.

No eres exigente en el trato, tu consistencia se adapta a todas las circunstancias.

Agua, estando mansa y siendo pura eres divina, insípida, incolora e inodora; en grandes masas tus virtudes cambias, verdosa o azulada te pones. Cuando andas con malas compañías, impetuosa eres; intervienes en entoleras, tempestades, tormentas, vendavales, huracanes, aluviones, maretazos, remolinos, tornados, marejadas, tifones, maremotos y hasta con terremotos ligas. Terminas destrozada, rendida y pobre. No te metas en malas faenas, que avergonzada y asquerosa quedas. Tú a tus trabajos nobles, blanquear las sierras, regar los campos, bañar los mares; y si te quedan fuerzas, baja rápido por las canaletas y empújale al rodezno con brío, para que el molino ande y muela trigo, que pan no falte.

En estado líquido, de las tres cuartas partes del globo terráqueo eres el alma, si a ello se suma los estados sólido y gaseoso eres la más grande; en todos los sitios te hallas. Tan poco valor como te dan, sin ti el mundo no seria nada.

Agua que según tus componentes, pobre o rica eres; agua que aplaca la sed y despierta el ánimo, agua qué, en compañía de la medicina a la salud aúpa, agua que ríe, agua que llora, agua que gime, agua muda, agua sorda, agua que canta, agua lisa, agua risada, agua dura, agua blanda, agua fría, agua tibia, agua caliente, agua fina, agua gorda, agua firme, agua falsa, agua de lluvia, agua de nieve, agua helada, agua arriba, agua abajo, agua negra, agua blanca, agua brava, agua mansa, agua dulce, agua amarga, agua turbia, agua clara, agua menor, agua mayor, agua seca, agua mojada, agua de placer, agua borrajas, agua que crece, agua que mengua, agua escondida, agua hallada, agua que mana, agua que afluye, agua filtrada, agua chorreada, agua que corre, agua que anda, agua parada, agua que duerme, agua despierta, agua viva, agua muerta, agua de salud, de remedio, de lágrimas. Agua, que a todos los reinos da vida.

En Granada todo es posible, hasta el agua que de del cielo cae y los veneros paren, que al pasar por sus estados, sólido, líquido y gaseoso; se transforma en gracia.

Las nubes que del firmamento cuelgan, preñadas de agua se opacan, borrando ante el Sol, la faz de la tierra.

En la sierra como nieve duerme, en hielo se funde, en carámbanos adorna, escarcha se borda, en borreguiles, chortales y humedales se macera, y en rocío despierta con la aurora.

Líquido que alegra el alma, cuando de las entrañas de la tierra a borbotones salta; se juntan los afluentes vecinos, y animados todos se marchan; por cascadas, chorreras y saltos se descuelgan; y por los arroyos, barrancos, torrentes, ramblas y ríos andan; las presas y remansos los pies les paran.

Agua, que por los surtidores alegres salta, al caer por las fuentes baila, por las cunetas anda, por los chorros despavorida corre, por las acequias tranquila pasa, por las estrecheces se angosta, por los azarbes se ensancha, por los canales y regueras se va, se vierte en azacayas y por los desagües se marcha. Los cangilones de las norias, en pesillo la alzan, los acueductos con su experiencia en volandas la pasa; y por último, las canaletas, en rebalaje, al cárcavo la bajan.

Se almacena en la atmósfera, en el mar, en lagos, lagunas, pantanos, balsas, azudes, albercas, cauchiles, vados y en aljibes y pozos descansa. También en cántaros, que montados en el borriquete de las aguaderas, a la sombra fresca la guardan, así como en pipotes, como en Granada se llaman.

Soy agua, que sin tener vida propia, el cielo me alumbra, y la tierra me añora.

«Ni fea ni guapa soy, la naturaleza así me hace, y contenta estoy.»

 

Con esta profunda reflexión sobre un sencillo elemento y su abrumadora presencia en todo lo que nos rodea y constituye os dejamos. Si queréis conocer al autor de este relato os recomendamos  leer sus obras:

Para pedir Granada en pipirrana de Manuel Haro pincha en la imagen

Para pedir el Quijote de mi abuelo de Manuel Haro pincha en la imagen.

Realmentes solo se puede conocer el universo mágico que cada autor o autora aporta a este mundo leyendo su obra.

A los nietos felicidades y consejos de un abuelo escritor

El Quijote de mi abuelo y Granada en pipirrana de Manuel Haro

Hoy 26 de julio de 2019 nos ha parecido el día perfecto para dar a conocer la carta que Manuel Haro, nuestro escritor más longevo, escribió las pasadas navidades a sus nietos.

«A vosotros Manu, Pablo, Miguel, Felipe, Elena y Gonzálo; tras felicitaros las navidades y año nuevo, con una sonrisa, un apretón y lo principal el regalo, deciros: Que los abuelos estamos muy contentos con vuestro caminar por la vida, cada cual en su destino, por diáfanos caminos llegareis al sitio preferido. Por experiencia os digo que para no tropezar con obstáculos en el recorrido, debéis de ser fieles atentos hasta consigo mismo, en cualidad de genio medio, no demasiado encendido, ni demasiado apagado. Las personas que así son, caben en todas partes. Y sobretodo que cuidéis de vuestras pertenencias y familia.

Como abuelo os animo a que a lo largo de vuestros días, con los hechos que os destaquen y merezcan ser recordados hagáis un compendio y lo archivéis en el tintero, para que el día de mañana vuestros hijos y nietos copien el pedigrí de su padre y abuelo, dejándoles como heredad, el legado de vuestras vidas, que en más o menos cuantía algún valor tendrá. Sí que nos gustaría a los abuelos estar reseñados en vuestro repertorio.

Recuerdo no hace mucho, cuando por vuestras caras se paseaba la inocencia de la niñez, y por nuestros adentros el deseo de divertiros, yo me vestía de Mono, de Papá Noel y de Payaso; ahora que habéis crecido las circunstancias han cambiado, no cabe el disfraz, la mentirilla, el recreo ni el engaño, solo la verdad, el abrazo, la sonrisa y el aguinaldo. A ti Gonzalo por ser pequeño, cuando estés serio, te haré filigranas para que el disgusto se vaya.

Los abuelos os dejamos de recuerdo, yo libros para que paséis el tiempo distraídos, y la abuela, la receta de los pestiños y caldo de puchero. Hasta siempre. Besos.

Navidad 2018″

Manuel Haro, muchas gracias por recordar a todos los lectores lo que de verdad importa: el amor verdadero de los abuelos.

En la editorial tenemos a disposición de todos nuestros lectores dos obras de Manuel Haro:

Para comprar pincha en la imagen

Para comprar pincha en la imagen

 

 

 

 

 

 

 

Os recomendamos la prosa poética de Manuel Haro para recordar a todos los abuelas y abuelas de este mundo, que siguen en nuestro corazón y recuerdos porque forman parte de nuestra memoria como un tesoro.

 

¿Cuándo ponemos «de» delante de «que»?

hoy iniciamos una nueva línea de artículos basados en: Gramática práctica para escribir correctamente. Queremos agradecer a Araceli Losada Pichardo (Filóloga) su aportación a nuestro blog con esta serie de entradas que nos harán la vida más fácil a todos los que escribimos.

Cuándo ponemos «de» delante de «que»

Hace unos años, se puso de moda el “dequeísmo”, que consiste en usar la preposición de delante de que en oraciones subordinadas sustantivas con función de sujeto (S), complemento directo (CD) o atributo (Atr): los famosos *me gusta de que, *opino de que, *pienso de que, etc.
*Me gusta de que estéis aquí (S)

*Opino de que ya está bien de tantas tonterías (CD)

*Nuestra intención es de que todo salga bien (Atr)

También es “dequeísmo” insertar la preposición en locuciones que no la llevan, como a no ser que, a medida que, etc.
*Se fueron sentando a medida de que fueron llegando.

Los amantes del buen hablar criticaron tanto este uso que consiguieron que la mayor parte de la sociedad lo reconociera como un gravísimo error que había que desterrar; pero, sin quererlo, dejaron la impresión de que ambas palabras jamás deberían ir juntas, lo cual no es cierto. De aquí viene el hecho de que encontremos expresiones del tipo: *no hay posibilidad que, *estoy seguro que, *me alegro que, etc.
*No hay posibilidad que llueva hoy (CN)
*No estoy seguro que vaya a poder ir (CAdj)
*Me alegro que estéis contentos (CRég)
En los casos anteriores, la preposición de es requerida por la función que desempeñan estas oraciones subordinadas sustantivas (complemento del nombre—CN—, complemento del adjetivo—CAdj— y complemento de régimen—CRég—). También es obligatoria en locuciones como darse cuenta de, no cabe duda de, a fin de, en caso de, a condición de, etc.
Me he dado cuenta de que no traigo dinero/ *Me he dado cuenta que no traigo dinero

No cabe duda de que es una excelente profesora/ *No cabe duda que es una excelente profesora.

El truco: sustituimos la oración subordinada por un nombre o pronombre y vemos si necesita la preposición.

*Se dio cuenta que estaba roncando. Sustituimos “que estaba roncando” por “eso” (*Se dio cuenta eso) y vemos que necesita de: Se dio cuenta de eso; por tanto, lo correcto es: Se dio cuenta de que estaba roncando.

Otro ejemplo: decimos Tengo ganas de tarta y no *Tengo ganas tarta; por lo tanto, diremos Tengo ganas de que traigan la tarta y no *Tengo ganas que traigan la tarta.

Los verbos advertir, avisar, cuidar, dudar e informar pueden construirse con o sin preposición.

 

Esperamos que esta nueva serie de artículos con recursos ortográficos resulten útiles a todos los escritores del grupo. Tenemos que confesar que hemos ido observando en los manuscritos que recibimos una serie de errores ortográficos que se suelen repetir. Este hecho nos ha llevado a comenzar la iniciativa en un intento de ofrecer recursos prácticos.

Ten siempre presente que en la editorial la primera impresión cuenta y la primera impresión que hablará de ti será tu manuscrito, por eso es tan importante presentarlo de forma adecuada. Las faltas de ortografía en un manuscrito restan valor a la historia contada y al autor.

Una vez más te recomendamos que antes de publicar revises Apublicar. Tenemos todo lo que un escritor o lector puede necesitar.


Araceli Losada Pichardo.

Correctora de la editorial Apublicar.

Apublicar publica su primera obra

Apublicar edita una obra de José Luis Camarero Cantero

Hoy vengo a esta sección de noticias con una emoción especial. Apublicar ha publicado su primera obra, un libro de poesía, del escritor José Luis Camarero Cantero.

Un trabajo de coleccionista, del que sólo se han editado tres ejemplares numerados. la publicación ha sido posible, gracias a la colaboración de un gran artista: J. Bosco Camarero Tajadura, hijo del escritor, y que ha diseñado la portada y el interior de la obra.

La obra publicada es una recopilación de poemas, escritos a lo largo de la vida del autor. Yo me he encargado de la maquetación y he disfrutado enormemente, recopilando la obra perdida: como un «buscador de tesoros«.

Gracias a esta obra, comienza la andadura de Apublicar, cumpliendo el fin para el que he creado este proyecto: Publicar obras, contenido, noticias… Empiezo a cumplir objetivos, pero ésta es sólo la primera publicación. He puesto el listón muy alto, nada menos que dos artistas reunidos en una misma obra. Una edición de colección con portadas pintadas a mano. El primer trabajo de Apublicar es una magnífica obra de colaboración, talento e innovación. ¿Conoces muchas obras creadas con estas características?

Apublicar y José Luis Camarero Cantero

Apublicar publica su primera obra de poesía

Esta primera edición, supone la definitiva unión entre mi proyecto y mi vida, ya que los artistas de los que hablo son mi marido y su padre. De esta forma, te doy a conocer mi intención de cumplir objetivos: seguir trabajando día a día, para darte a conocer recursos, posibilidades y medios para publicar tu obra. Este es sólo el comienzo, pero seguirás viendo mi trabajo, porque soy incansable.

Dada la naturaleza de este trabajo, no he contado con ninguna editorial; la impresión se ha realizado directamente con la imprenta. Pero para el próximo artículo, estoy preparando una guía con los puntos fundamentales en los que me baso para elegir una editorial.

Como siempre, espero que la información publicada te resulte útil. Y no te olvides: «antes de publicar… revisa apublicar«.

 

Asunción Sánchez Monclova

 

marketing y publicar tu libro todo en el mismo plan

Publicar sin un plan de marketing puede convertir en un suplicio la venta de tu libro.

Incluso las editoriales más innovadoras disponen de recursos limitados. Algunas, hasta pueden plantearte la posibilidad de mecenas, pero dada la gran cantidad de obras nuevas que se publican cada año, la clave del éxito está en marcar la diferencia. Tan importante es una buena obra, como darla a conocer de forma adecuada y en los canales que frecuenta tu público objetivo.

Exito de ventas= Buena obra + Plan de marketing + Comprobación Resultados

Mucho me temo que  nuestro futuro como escritores pasa por la famosa frase: «A Dios rogando y con el mazo dando», por un lado, podemos dar rienda suelta a nuestra realización personal escribiendo; pero por otro, no nos queda más remedio que formarnos en marketing, o contratar a una agencia de comunicación.

Tal vez aquellos que cuenten con el enorme y poco frecuente privilegio de tener un agente, puedan dedicarse sólo a escribir, al resto de los mortales nos toca «currar, currar y seguir currando».

A pesar de todo, tiene su parte positiva, ya que el marketing puede ser bastante agradecido con personas innovadoras: ¿te suena el marketing de guerrillas?. Desde luego, puedes creer que si has sido capaz de crear una historia, estás capacitado para formarte, y comenzar a probar con un plan de marketing. Eso sí, comprueba  los resultados. Ahora todos los medios digitales ponen a tu disposición las métricas necesarias. En cuanto a los soportes «offline« tienes estudios de audiencia, tirada, difusión… (OJD; EGM…)

Y quien sabe…  para tu siguiente obra, puedes tener a un agente literario llamando a tu puerta. ¿Qué pasa? ¿sigue sin aparecer el «famoso» agente literario? no te preocupes, que ahora vamos a la parte práctica, a grandes rasgos, voy a definir lo más importante para tu plan de marketing y marca personal:

  • Definir tu marca personal
    • Estilo de comunicación
    • sello o logo como autor
    • color (el neuromarketing juega aquí un papel fundamental)
    • figura con la que te vas a identificar en tus comunicaciones de marca
    • contenido
    • forma en la que vas comunicar, etc.

este trabajo es muy importante y definirá tu marca como autor, no sólo para este trabajo sino para todas tus futuras obras. Tómatelo en serio, porque es la imagen que el mundo va a tener de ti. En próximos artículos, uno está dedicado a la marca personal.

  1. Público Objetivo.: dedica todo el tiempo que necesites para estudiar tu público objetivo, son tus compradores y si no los defines bien, jamás podrás llegar a ellos:
    • edad
    • nivel económico y cultural
    • localización
    • idioma
    • sexo
    • profesiones
    • aficiones, etc…
  2. Objetivo: lo principal en tu plan será establecer un objetivo corto, sencillo y alcanzable,  definiendo en que tiempo lo quieres conseguir. Sé realista y fija objetivos posibles, «no vas a poder alcanzar la luna si no tienes una nave espacial».
  3. Estrategia y plan de acción: En base al objetivo, presupuesto, Público Objetivo y estudios preliminares de competencia, etc… fija tu estrategia y plan de acción, debes definir  acciones en periodos de tiempo, y detallar los soportes o medios que vas a utilizar, frecuencia de las publicaciones, contenidos…
  4. Comprobación periódica de resultados: imprescindible para adaptarnos a la situación, realizar los cambios pertinentes, y lograr nuestro objetivo.

 

Espero que te resulte útil la información y desde luego como escritor, verás rápidamente la diferencia de promocionar tu obra con un plan.

 

 

Asunción Sánchez Monclova