Mindfulness y… ¡Destapa la creatividad!

Mindfulness y creatividad

Mindfulness, el camino hacia la creatividad.

Mindfulness y creatividad por Eva Braojos

 

Mindfulnes se conoce como la técnica de la atención plena ( traducción en español al anglicismo mindfulness) abarca todo tipo de disciplinas: la comida, el deporte, el baile… En este artículo proponemos conocer esta práctica desde el punto de vista de  la creatividad .
Es indudable que para activar la creatividad es fundamental un estado mental suficientemente concentrado para que las ideas fluyan y no surjan los temidos bloqueos. La corriente del mindfulness tiene mucho que decir al respecto. Pero, en realidad ¿cómo maridar ambos conceptos? ¿Es el mindfulness una herramienta o es el camino a seguir para mantener en forma nuestra creatividad? Desgranemos los conceptos para adentrarnos en las claves de esta práctica meditativa y así podremos sacar nuestras propias conclusiones.
La atención plena o mindfulness se apoya en dos pilares: Concentración y Conciencia.    La concentración se refiere  a la atención en la respiración y la conciencia,  se basa en el propósito de permanecer atentos al momento presente. Infinidad de estudios han demostrado que  aumenta la concentración, disminuye el estrés y se clarifica la mente, aspectos fundamentales en el proceso creativo. El objetivo es vivir enfocados   en el momento presente, tantas veces distraído por  infinidad de estímulos externos e internos. La principal aliada: la respiración. Es el vehículo hacia la  interiorización.
Desde el punto de vista de la creatividad es indudable que una  mente  sobrecargada de pensamientos y de sentimientos a expresar tiene una   sensación de atasco  palpable. De hecho, uno de los consejos ante el síndrome de la hoja en blanco es bajar el nivel de estrés.
A través de la respiración consciente la mente se relaja, silenciando los pensamientos ” contaminantes” y tantas veces boicoteadores de nuestra creatividad.

Mindfulnes en nuestra vida y deja fluir la creatividad.

Pero ¿cómo se practica? Podemos dar algunas sencillas pautas para ir integrándolas en nuestro día a día, de forma que poco a poco forme parte de nuestra práctica habitual.

1.- Conciencia postural: A medida que somos conscientes de cómo estamos sentados, cómo caminamos o la expresión que mantenemos en nuestro rostro tendremos una idea de las tensiones que hay en nuestro cuerpo. A partir del ” darse cuenta” de  la rigidez corporal y por ende mental, nuestra respiración consciente puede ayudarnos a relajar las zonas más tensas de nuestro cuerpo, para ayudarnos a dejarnos llevar por nuestro mundo interior.

2.- Hábitos conscientes: Se aconseja elegir alguna rutina habitual y día a día realizarla observando cada paso del proceso. Si se elige, por ejemplo, el momento de lavarse las manos, habría que  concentrar la atención en los movimientos, la temperatura del agua, la viscosidad del jabón, los aromas, los sonidos, etc. Si en esta acción rutinaria se cruzan pensamientos ajenos a los comentados, se recomienda dejarlos pasar, como si de una proyección de diapositivas se tratara. La respiración, una vez más nos ayuda a resituarnos en el momento presente.

3. Saca a pasear al niño interior: En la medida que incorporemos la mirada curiosa de la infancia a nuestra vida, podremos captar la realidad desde otro ángulo más lúdico y singular, y la creatividad estará a flor de piel. La capacidad de admiración nos abre nuevos puntos de vista a la hora de abordar cualquier creación.

4.- Apertura de mente al observar tu alrededor: Nuestro entorno es una fuente de inspiración para la creatividad y la conciencia plena permite una mayor observación que nos permite obtener ingredientes para aderezar nuestra obra. Si en la observación de la realidad  aparece el juicio, la práctica de la respiración consciente nos ayuda a volver al momento presente. El escritor es el gran observador que plasma la realidad disfrazada de metáforas, hipérboles o paralelismos

5.- Respira, respira, respira: No hay nada como una buena oxigenación para aclarar la mente. Sin metas, sin objetivos, sin presiones. Nuestra creatividad agradecerá que la dejemos respirar para poder salir de forma natural. Leí en una ocasión que la mente es como un caballo desbocado, y efectivamente las riendas más sencillas de que disponemos es la respiración consciente.  Es tan sencillo que no le damos credibilidad.

6.- Medita: Es el método más sencillo para ayudar a bajar el tráfico incesante de pensamientos. Se puede empezar por cinco minutos, hasta llegar a una hora de forma gradual. Hay muchas aplicaciones de meditaciones guiadas, que ayudan a la iniciación en esta disciplina.

 

Mediante la práctica de la atención plena la creatividad aparecerá sin esfuerzo, se abrirá camino de forma fluida. El anclaje al momento presente, al aquí y ahora es fundamental para liberarnos de la “basura mental” que nos impide expresar nuestra creatividad de forma libre. Parafraseando a  Picasso, si la musa nos visita, que nos coja trabajando, y también se podría añadir, “ y preparados para recibirla” . ¿Cuántas veces se habrá encontrado una muralla de prejuicios, pensamientos negativos y distractores? Respira, my friend,  y quédate en este momento.

 

En este artículo Eva nos da un nuevo recurso para crear y ser conscientes, antes de publicar recuerda que encontrarás gran cantidad de recursos en el Blog de Apublicar.

Eva Braojos

Comunicar con “Lectura Fácil” es facilitar la lectura

 

Lectura Fácil

Comunicar con Lectura Fácil es facilitar la lectura a todos los públicos.

Dicho así parece sencillo ¿verdad? Comunicar utilizando las pautas o reglas de “Lectura Fácil” elimina las barreras en la comunicación. Pero es mucho más que esta simple idea, para todos los que creamos contenido, o escribimos libros de carácter literario, significa un nuevo reto. Se trata de una forma de comunicar donde lo que importa es la comunicación.

Ahora vamos un pasito más allá: ¿realmente hay algo más importante que la comunicación? La realidad es que por muy buenas ideas que tengas, si no eres capaz de hacerlas llegar con claridad y comunicar eficazmente no sirven de nada, o casi nada, porque nadie las conocerá.

 

Si tu comunicación no es fluida:

  • Tu información se pierde.
  • No llegas a tu público objetivo.
  • Tus lectores o seguidores no obtienen los beneficios de conocer tu información.

Cuando la comunicación es fluida:

  • La información que creas y compartes llega alto y claro a tu audiencia.
  • Si tu comunicación es clara, puedes llegar a sectores que en inicio ni consideraste tu público.
  • Por último te voy a hablar de rentabilidad: con una buena comunicación rentabilizarás al máximo tu esfuerzo de investigación y creación de contenido, porque llegas a un amplio público.

Supongo que ahora te estás preguntando por qué he elegido la “Lectura Fácil” como tema para el artículo. Allá voy: el año pasado inicié un proyecto de creación literaria con un grupo de trabajo de la Asociación Prolaya. Se trata de una Asociación magnífica donde se colabora con Discapacitados intelectuales adultos y sus familias para facilitar la integración de estas personas en su entorno y sociedad.

Este proyecto ha cambiado mi vida, y mi forma de entender la vida. Ahora veo la vida con otros ojos gracias a las personas que he conocido en este centro. Ver la vida con ojos de asombro y esperando siempre algo nuevo es lo que hacemos cuando empezamos a vivir, aunque no sé por qué dejamos de hacerlo con el tiempo. Una vez hemos puesto todas las etiquetas que nos han dicho a esta realidad nos creemos que lo sabemos todo.

Lo cierto es que no sabemos nada, siguen existiendo las sorpresas, porque nada es tan sencillo como poner una etiqueta y la realidad de este mundo va mucho, mucho, pero que mucho más allá.

Gracias a mi proyecto con Prolaya, estoy deseando que llegue mi día para trabajar con ellos. Siempre me lo paso en grande, encuentro sinceridad, cariño, ánimos y nuevos colores. ¡Nuestro proyecto va sin estrés! A un ritmo que nos permite disfrutar de lo que hacemos, tomarnos nuestro tiempo y cambiar lo que no nos gusta o no entendemos bien. Es simplemente maravilloso.

Yo no quiero crear una obra literaria y luego adaptarla a Lectura Fácil, quiero ir más allá. Quiero crear una obra con ellos, para ellos y con ellos. Quiero crear una obra en la que todos tenemos voz y voto para crear y todos entendemos que nos estamos enriqueciendo con la creación. Claro que esto no resulta fácil porque en el grupo hay gran variedad de capacidades, pero el reto merece la pena.

Más allá de mi experiencia de trabajo, he decido hablar de la Lectura Fácil porque es una herramienta que facilita la comunicación a un amplio grupo de personas y que obra un gran cambio en los que escribimos.

Te voy a citar los cambios que he experimentado gracias a la Lectura Fácil:

  • Concreto las ideas al máximo.
  • Elimino lo innecesario de la comunicación.
  • Simplifico las palabras, las convierto en cercanas y accesibles, casi te hablo al oído.
  • Simplifico las estructuras gramaticales. Para que te voy a hablar queriendo sentar cátedra, cuando lo único que quiero es hablarte y escucharte.

Limitar las herramientas facilita la comunicación, eso es lo importante. Desde mi blog, esta semana quiero animar a todos con nuevos retos, intenta escribir siguiendo las pautas de Lectura Fácil para eliminar barreras en la comunicación. Así te comunicas realmente con el mundo, con todo el mundo.

Gracias por tu tiempo, y espero que te animes al reto, te dejo el manual publicado por Plena Inclusión donde aparece un magnífico trabajo que te ayudará a entender la Lectura Fácil y ponerla en práctica en tu próxima creación.

Este es otro recurso del blog, antes de publicar te conviene revisar…Apublicar

 

Asunción Sánchez Monclova

 

Creatividad para todos con Apublicar

Creatividad en 10 pasos y… ¡Apublicar!

 

Después de escuchar a algunos autores he decidido escribir un artículo sobre la creatividad y  los recursos necesarios que se pueden usar como herramienta para estimular la creatividad. A fin de cuentas, escribir, dibujar, o realizar cualquier trabajo creativo tiene sus momentos; o como suele decirse” las musas vienen y van“.

Hay una serie de recursos que te pueden servir para conectar con tu creatividad en momentos de bloqueo:

Creatividad y recursos creativos

Creatividad al alcance de tu mano con 10 sencillos pasos.

 

1. Lo primero que tienes que hacer es dejar de pensar que estás bloqueado y no puedes escribir. Siempre has podido: cualquier persona puede ser creativa y tú no eres una excepción, puedes creerme, o mejor puedes creer en lo que conoces de ti mismo. Revisa algo que hayas escrito y que te guste especialmente y te darás cuenta de que lo que te digo no es ninguna tontería, ¡tú eres la persona que ha escrito lo que estás leyendo!

2. A mí me encanta anotar mis sueños, aunque tiene su “truquillo“. Es fundamental tener a mano papel y bolígrafo o algún instrumento con en el que te guste escribir. No esperes a levantarte, sentado en la cama escribe todo lo que recuerdes, el mundo de los sueños es muy efímero y en cuanto conectas con este otro ¿real? comienza a desaparecer junto con los recuerdos. En los sueños tendrás recursos más que suficientes para escribir historias, desde las más disparatadas hasta las más originales. Cuando necesites una idea para escribir, revisa tus sueños y verás como tu creatividad se dispara.

3. Otro recurso que suele funcionar muy bien es recurrir a nuestros propios recuerdos o vivencia. Si los aderezas un poco, cambiando escenarios o añadiendo algún personaje secundario bien trabajado, verás como tu historia se desarrolla con total coherencia y no dejarás ningún cabo suelto. He podido comprobar que cuando uso recuerdos o vivencias propias el relato queda más real, respira credibilidad y los hechos encajan, no queda suelto ningún personaje con algún asunto pendiente y la historia es rica en matices y detalles.

4. Como olvidar tus fantasías, si tienes alguna recurrente tienes un diamante y si tienes varias dispones de un tesoro. Esas historias con las que soñamos despiertos son un filón del que poder tirar en momentos de necesidad, no creas que han sido una pérdida de tiempo, eran un regalo de nuestro subconsciente para conocerte mejor a ti mismo y para que te salven de algún apuro en tu libro o artículo.

5. Los hechos históricos son muy ricos en anécdotas y se prestan fácilmente a que nuestra imaginación vuele poniendo imágenes y diálogos cuando algo nos entusiasma. Se trata de que elijas tu época histórica preferida y… ¡A investigar anécdotas! Es importante que uses fuentes fiables, ya tenemos suficientes novelas  mal documentadas. Un recurso que me encanta: mitos y leyendas. Me resulta fascinante leer mitos y leyendas, me imagino rápidamente a nuevos personajes interviniendo para llevar el mito a mi nueva historia. Prueba tú, elige un mito o leyenda que te apasione y una vez encontrado atrévete a inventar un personaje, defínelo hasta el más mínimo detalle  y a continuación elige el momento en el que quieres que entre a formar parte de la leyenda, a ver dónde termina tu nueva leyenda.

6. Las Imágenes evocadoras son una fuente inagotable de inspiración. Lo primero que debes hacer es intentar hacer una relajación sencilla, basta con cinco minutos y un mantra que te guste o música relajante; en youtube encontrarás todo lo que se te ocurra.  Yo he descubierto hace poco unos mantras de Tina Turner que me encantan. Los descubrí en una sesión con una coach de Dos Hermanas (Sevilla) su nombre es Esther Mesa de Coaching en Movimiento. Cuando hayas conseguido relajarte y pensar solo en  la respiración, deja que tu mente te lleve al lugar que ella desee, dale total libertad, pero no pierdas detalle del lugar ni de lo que allí oigas o veas, incluso puede que aparezcan personajes.

7. No te olvides de tus miedos, en ellos también puedes encontrar recursos, a fin de cuentas, al describir a tus personajes tendrás que tener en cuenta sus miedos, frustraciones, deseos… y en base a un miedo real puedes crear un relato coherente y bien trazado. Conoces los efectos que ese miedo provoca, sabes cuándo aparece, como te hace sentir, lo que a veces te ves obligado a hacer cuándo caes prisionero de tu miedo… Si estructuras y estudias bien un miedo te puede dar no solo para un capítulo o personaje, te puede dar para una novela o una saga.

8. Frustraciones, este recurso es similar al anterior, pero tiene un toque más perverso, los personajes y relatos basados en frustraciones cuentan con un toque oculto de misterio que enriquece la historia, las frustraciones están aún más arraigadas y ocultas que el propio miedo, que ya se nos presenta en la infancia. Las frustraciones están sumando al miedo nuestras vivencias, los recuerdos, nuestras capacidades y supuestas limitaciones. Piensa en una frustración que padezcas o hayas padecido y desgrana, disecciona, estudia, clasifica, analiza, estructura todo lo que recuerdes que tiene relación con ella. Investiga otras fuentes y tendrás un tema sobre el que desarrollar una historia.

9. Ahora te voy a explicar una técnica que me resulta especialmente agradable. Yo la llamo la técnica del observador pasivo, sirve para cuándo estás saturado con los personajes, para dar un giro inesperado a un tema, o iniciar una historia sobre algo que nunca has usado. Se trata de buscar un lugar cómodo, dónde te sientas relajado, evidentemente debe estar en el exterior o permitir el acceso visual al exterior, decide qué te apetece tomar y delante de tu bebida preferida (no te recomiendo comer porque te distraerá más y la digestión te restará agudeza) disponte a observar todo lo que pase por delante de ti hasta que algo llame poderosamente tu atención, entonces síguelo con la mirada hasta que desaparezca y anota todo lo que te sirva para recordar lo que has visto, lo que has pensado y sentido mientras observabas.

10. A veces también funciona pensar simplemente en un color, imaginar sólo el color como un enorme manto que te envuelve y lo envuelve todo, solo puedes ver ese color en  el que piensas, mantén tu mente concentrada en el color tanto como puedas, y cuando ya sientas que vas a perder el control toma el papel y bolígrafo que has dejado preparado previamente y empieza escribiendo el color para continuar con lo primero que se te ocurra, no pienses, ni intentes poner coherencia al escrito, solo anota lo primero que se te pase por la mente como un observador pasivo de tu propia mente. Te sorprenderá las cosas que surgirán, a mí me resulta muy divertido e incluso me anima pensar en determinados colores, es como cambiar el chip emocional a voluntad. De repente te levantas y piensas, hoy estoy “plofy”, me vendría bien mirar el mundo de amarillo, como un enorme sol que me da energía y color… A ver que sale de tu experimento.

Ahora te voy a revelar lo que más me gusta de este artículo, estas son los recursos que yo conozco y he comprobado que sirven para estimular la creatividad, pero seguro que tú conoces o tienes alguna técnica específica que no aparece en este listado y me encantaría conocerla. Este artículo está abierto a colaboraciones, todos aquellos nuevos recursos que uses y quieras compartir pueden formar parte del artículo, ahora son 10 recursos: ¿cuántos llegaremos a tener? Hazme llegar tu recurso por correo ( info@publicar.es ) e indica el nombre con el que quieres que te mencione.

 

Ahora antes de publicar si estás bloqueado o quieres ideas nuevas, frescas, originales, diferentes… revisa Apublicar.

Asunción Sánchez Monclova