Entradas

¿Cuándo ponemos «de» delante de «que»?

hoy iniciamos una nueva línea de artículos basados en: Gramática práctica para escribir correctamente. Queremos agradecer a Araceli Losada Pichardo (Filóloga) su aportación a nuestro blog con esta serie de entradas que nos harán la vida más fácil a todos los que escribimos.

Cuándo ponemos «de» delante de «que»

Hace unos años, se puso de moda el “dequeísmo”, que consiste en usar la preposición de delante de que en oraciones subordinadas sustantivas con función de sujeto (S), complemento directo (CD) o atributo (Atr): los famosos *me gusta de que, *opino de que, *pienso de que, etc.
*Me gusta de que estéis aquí (S)

*Opino de que ya está bien de tantas tonterías (CD)

*Nuestra intención es de que todo salga bien (Atr)

También es “dequeísmo” insertar la preposición en locuciones que no la llevan, como a no ser que, a medida que, etc.
*Se fueron sentando a medida de que fueron llegando.

Los amantes del buen hablar criticaron tanto este uso que consiguieron que la mayor parte de la sociedad lo reconociera como un gravísimo error que había que desterrar; pero, sin quererlo, dejaron la impresión de que ambas palabras jamás deberían ir juntas, lo cual no es cierto. De aquí viene el hecho de que encontremos expresiones del tipo: *no hay posibilidad que, *estoy seguro que, *me alegro que, etc.
*No hay posibilidad que llueva hoy (CN)
*No estoy seguro que vaya a poder ir (CAdj)
*Me alegro que estéis contentos (CRég)
En los casos anteriores, la preposición de es requerida por la función que desempeñan estas oraciones subordinadas sustantivas (complemento del nombre—CN—, complemento del adjetivo—CAdj— y complemento de régimen—CRég—). También es obligatoria en locuciones como darse cuenta de, no cabe duda de, a fin de, en caso de, a condición de, etc.
Me he dado cuenta de que no traigo dinero/ *Me he dado cuenta que no traigo dinero

No cabe duda de que es una excelente profesora/ *No cabe duda que es una excelente profesora.

El truco: sustituimos la oración subordinada por un nombre o pronombre y vemos si necesita la preposición.

*Se dio cuenta que estaba roncando. Sustituimos “que estaba roncando” por “eso” (*Se dio cuenta eso) y vemos que necesita de: Se dio cuenta de eso; por tanto, lo correcto es: Se dio cuenta de que estaba roncando.

Otro ejemplo: decimos Tengo ganas de tarta y no *Tengo ganas tarta; por lo tanto, diremos Tengo ganas de que traigan la tarta y no *Tengo ganas que traigan la tarta.

Los verbos advertir, avisar, cuidar, dudar e informar pueden construirse con o sin preposición.

 

Esperamos que esta nueva serie de artículos con recursos ortográficos resulten útiles a todos los escritores del grupo. Tenemos que confesar que hemos ido observando en los manuscritos que recibimos una serie de errores ortográficos que se suelen repetir. Este hecho nos ha llevado a comenzar la iniciativa en un intento de ofrecer recursos prácticos.

Ten siempre presente que en la editorial la primera impresión cuenta y la primera impresión que hablará de ti será tu manuscrito, por eso es tan importante presentarlo de forma adecuada. Las faltas de ortografía en un manuscrito restan valor a la historia contada y al autor.

Una vez más te recomendamos que antes de publicar revises Apublicar. Tenemos todo lo que un escritor o lector puede necesitar.


Araceli Losada Pichardo.

Correctora de la editorial Apublicar.

Mindfulness y… ¡Destapa la creatividad!

Mindfulness y creatividad

Mindfulness, el camino hacia la creatividad.

Mindfulness y creatividad por Eva Braojos

 

Mindfulnes se conoce como la técnica de la atención plena ( traducción en español al anglicismo mindfulness) abarca todo tipo de disciplinas: la comida, el deporte, el baile… En este artículo proponemos conocer esta práctica desde el punto de vista de  la creatividad .
Es indudable que para activar la creatividad es fundamental un estado mental suficientemente concentrado para que las ideas fluyan y no surjan los temidos bloqueos. La corriente del mindfulness tiene mucho que decir al respecto. Pero, en realidad ¿cómo maridar ambos conceptos? ¿Es el mindfulness una herramienta o es el camino a seguir para mantener en forma nuestra creatividad? Desgranemos los conceptos para adentrarnos en las claves de esta práctica meditativa y así podremos sacar nuestras propias conclusiones.
La atención plena o mindfulness se apoya en dos pilares: Concentración y Conciencia.    La concentración se refiere  a la atención en la respiración y la conciencia,  se basa en el propósito de permanecer atentos al momento presente. Infinidad de estudios han demostrado que  aumenta la concentración, disminuye el estrés y se clarifica la mente, aspectos fundamentales en el proceso creativo. El objetivo es vivir enfocados   en el momento presente, tantas veces distraído por  infinidad de estímulos externos e internos. La principal aliada: la respiración. Es el vehículo hacia la  interiorización.
Desde el punto de vista de la creatividad es indudable que una  mente  sobrecargada de pensamientos y de sentimientos a expresar tiene una   sensación de atasco  palpable. De hecho, uno de los consejos ante el síndrome de la hoja en blanco es bajar el nivel de estrés.
A través de la respiración consciente la mente se relaja, silenciando los pensamientos » contaminantes» y tantas veces boicoteadores de nuestra creatividad.

Mindfulnes en nuestra vida y deja fluir la creatividad.

Pero ¿cómo se practica? Podemos dar algunas sencillas pautas para ir integrándolas en nuestro día a día, de forma que poco a poco forme parte de nuestra práctica habitual.

1.- Conciencia postural: A medida que somos conscientes de cómo estamos sentados, cómo caminamos o la expresión que mantenemos en nuestro rostro tendremos una idea de las tensiones que hay en nuestro cuerpo. A partir del » darse cuenta» de  la rigidez corporal y por ende mental, nuestra respiración consciente puede ayudarnos a relajar las zonas más tensas de nuestro cuerpo, para ayudarnos a dejarnos llevar por nuestro mundo interior.

2.- Hábitos conscientes: Se aconseja elegir alguna rutina habitual y día a día realizarla observando cada paso del proceso. Si se elige, por ejemplo, el momento de lavarse las manos, habría que  concentrar la atención en los movimientos, la temperatura del agua, la viscosidad del jabón, los aromas, los sonidos, etc. Si en esta acción rutinaria se cruzan pensamientos ajenos a los comentados, se recomienda dejarlos pasar, como si de una proyección de diapositivas se tratara. La respiración, una vez más nos ayuda a resituarnos en el momento presente.

3. Saca a pasear al niño interior: En la medida que incorporemos la mirada curiosa de la infancia a nuestra vida, podremos captar la realidad desde otro ángulo más lúdico y singular, y la creatividad estará a flor de piel. La capacidad de admiración nos abre nuevos puntos de vista a la hora de abordar cualquier creación.

4.- Apertura de mente al observar tu alrededor: Nuestro entorno es una fuente de inspiración para la creatividad y la conciencia plena permite una mayor observación que nos permite obtener ingredientes para aderezar nuestra obra. Si en la observación de la realidad  aparece el juicio, la práctica de la respiración consciente nos ayuda a volver al momento presente. El escritor es el gran observador que plasma la realidad disfrazada de metáforas, hipérboles o paralelismos

5.- Respira, respira, respira: No hay nada como una buena oxigenación para aclarar la mente. Sin metas, sin objetivos, sin presiones. Nuestra creatividad agradecerá que la dejemos respirar para poder salir de forma natural. Leí en una ocasión que la mente es como un caballo desbocado, y efectivamente las riendas más sencillas de que disponemos es la respiración consciente.  Es tan sencillo que no le damos credibilidad.

6.- Medita: Es el método más sencillo para ayudar a bajar el tráfico incesante de pensamientos. Se puede empezar por cinco minutos, hasta llegar a una hora de forma gradual. Hay muchas aplicaciones de meditaciones guiadas, que ayudan a la iniciación en esta disciplina.

 

Mediante la práctica de la atención plena la creatividad aparecerá sin esfuerzo, se abrirá camino de forma fluida. El anclaje al momento presente, al aquí y ahora es fundamental para liberarnos de la “basura mental” que nos impide expresar nuestra creatividad de forma libre. Parafraseando a  Picasso, si la musa nos visita, que nos coja trabajando, y también se podría añadir, “ y preparados para recibirla” . ¿Cuántas veces se habrá encontrado una muralla de prejuicios, pensamientos negativos y distractores? Respira, my friend,  y quédate en este momento.

 

En este artículo Eva nos da un nuevo recurso para crear y ser conscientes, antes de publicar recuerda que encontrarás gran cantidad de recursos en el Blog de Apublicar.

Eva Braojos

Comunicar con «Lectura Fácil» es facilitar la lectura

 

Lectura Fácil

Comunicar con Lectura Fácil es facilitar la lectura a todos los públicos.

Dicho así parece sencillo ¿verdad? Comunicar utilizando las pautas o reglas de “Lectura Fácil” elimina las barreras en la comunicación. Pero es mucho más que esta simple idea, para todos los que creamos contenido, o escribimos libros de carácter literario, significa un nuevo reto. Se trata de una forma de comunicar donde lo que importa es la comunicación.

Ahora vamos un pasito más allá: ¿realmente hay algo más importante que la comunicación? La realidad es que por muy buenas ideas que tengas, si no eres capaz de hacerlas llegar con claridad y comunicar eficazmente no sirven de nada, o casi nada, porque nadie las conocerá.

 

Si tu comunicación no es fluida:

  • Tu información se pierde.
  • No llegas a tu público objetivo.
  • Tus lectores o seguidores no obtienen los beneficios de conocer tu información.

Cuando la comunicación es fluida:

  • La información que creas y compartes llega alto y claro a tu audiencia.
  • Si tu comunicación es clara, puedes llegar a sectores que en inicio ni consideraste tu público.
  • Por último te voy a hablar de rentabilidad: con una buena comunicación rentabilizarás al máximo tu esfuerzo de investigación y creación de contenido, porque llegas a un amplio público.

Supongo que ahora te estás preguntando por qué he elegido la «Lectura Fácil» como tema para el artículo. Allá voy: el año pasado inicié un proyecto de creación literaria con un grupo de trabajo de la Asociación Prolaya. Se trata de una Asociación magnífica donde se colabora con Discapacitados intelectuales adultos y sus familias para facilitar la integración de estas personas en su entorno y sociedad.

Este proyecto ha cambiado mi vida, y mi forma de entender la vida. Ahora veo la vida con otros ojos gracias a las personas que he conocido en este centro. Ver la vida con ojos de asombro y esperando siempre algo nuevo es lo que hacemos cuando empezamos a vivir, aunque no sé por qué dejamos de hacerlo con el tiempo. Una vez hemos puesto todas las etiquetas que nos han dicho a esta realidad nos creemos que lo sabemos todo.

Lo cierto es que no sabemos nada, siguen existiendo las sorpresas, porque nada es tan sencillo como poner una etiqueta y la realidad de este mundo va mucho, mucho, pero que mucho más allá.

Gracias a mi proyecto con Prolaya, estoy deseando que llegue mi día para trabajar con ellos. Siempre me lo paso en grande, encuentro sinceridad, cariño, ánimos y nuevos colores. ¡Nuestro proyecto va sin estrés! A un ritmo que nos permite disfrutar de lo que hacemos, tomarnos nuestro tiempo y cambiar lo que no nos gusta o no entendemos bien. Es simplemente maravilloso.

Yo no quiero crear una obra literaria y luego adaptarla a Lectura Fácil, quiero ir más allá. Quiero crear una obra con ellos, para ellos y con ellos. Quiero crear una obra en la que todos tenemos voz y voto para crear y todos entendemos que nos estamos enriqueciendo con la creación. Claro que esto no resulta fácil porque en el grupo hay gran variedad de capacidades, pero el reto merece la pena.

Más allá de mi experiencia de trabajo, he decido hablar de la Lectura Fácil porque es una herramienta que facilita la comunicación a un amplio grupo de personas y que obra un gran cambio en los que escribimos.

Te voy a citar los cambios que he experimentado gracias a la Lectura Fácil:

  • Concreto las ideas al máximo.
  • Elimino lo innecesario de la comunicación.
  • Simplifico las palabras, las convierto en cercanas y accesibles, casi te hablo al oído.
  • Simplifico las estructuras gramaticales. Para que te voy a hablar queriendo sentar cátedra, cuando lo único que quiero es hablarte y escucharte.

Limitar las herramientas facilita la comunicación, eso es lo importante. Desde mi blog, esta semana quiero animar a todos con nuevos retos, intenta escribir siguiendo las pautas de Lectura Fácil para eliminar barreras en la comunicación. Así te comunicas realmente con el mundo, con todo el mundo.

Gracias por tu tiempo, y espero que te animes al reto, te dejo el manual publicado por Plena Inclusión donde aparece un magnífico trabajo que te ayudará a entender la Lectura Fácil y ponerla en práctica en tu próxima creación.

Este es otro recurso del blog, antes de publicar te conviene revisar…Apublicar

 

Asunción Sánchez Monclova

 

PNL para conocer a tu cliente o lector

PNL = conozco a mi cliente = sé cómo tratarlo = sé cómo vender.

 

¿Clientes aburridos? Con PNL nunca jamás

PNL y no tendrás clientes abiurridos

PNL como solución para conocer a tus clientes, interesarlos, entenderlos y mantenerlos.

Atendiendo a las sugerencias de una lectora del blog he decido modificar el tamaño de los artículos, y estructurar la documentación de la investigación, para dosificarla en pequeñas píldoras, rápidas de consumir y que dejen al lector con ganas de recibir el próximo artículo.

¿Que te parece mi entrada Valentina? ¿He resumido bien tus sugerencias? Ahora os adelanto al resto de los lectores que Valentina es una persona con gran talento, emprendedora y capaz. Valentina tiene bastantes conocimientos de gestión empresarial y marketing: ¡estaría loca si no la escucho! Desde mi postura tengo muy claro que este blog es para ofrecer recursos a los lectores. Los recursos siempre van enfocados a los servicios que ofrezco y conozco:

  • Servicios editoriales.
  • Creación de contenido.
  • Gestión de redes sociales y marketing.

Bien, voy a tratar un tema de marketing para todos aquellos interesados en conocer al cliente. Me baso en la PNL para conocer los procesos y estructuras mentales de los diferentes individuos, y cómo debes tratarlos a la hora de ofrecer tu producto, servicio o libro. Si conoces a tu cliente, sabrás sus intereses, sus necesidades, como hablarle o mostrar tu producto…

Deconstrucción de PNL con aroma de incremento en las ventas

 

Se comienza a hablar de la PNL (Programación Neurolingüística) a mediados de la década de los setenta. En estas fechas Richard Bandler y John Grinder intentan averiguar el motivo por el cual los psicoterapeutas Perls y Satir tenían tanto éxito con sus terapias.

¿Te gustaría contactar con tu cliente o lector?

Te dejo un par de frases de los autores citados para que veas como puedes llegar a tus clientes con estas técnicas:

«Si uno se siente incómodo con alguien puede estar seguro que no hay una comunicación verdadera. Tan pronto como uno expresa genuinamente desaparece toda la incomodidad.»

Fritz Perls

«Creo que el mejor regalo
que puedo recibir de alguien
es, que me vea,
que me escuche,
que me entienda,
y que me toque.
El mejor regalo que puedo dar
es ver, escuchar, entender
y tocar a la otra persona.
Cuando se ha hecho esto,
siento que se ha hecho contacto.»

Virginia Satir

 

El primer libro publicado por Bandler y Grinder lleva por título: “La estructura de la magia” y en el desarrollo del mismo, descubren al público una serie de patrones verbales que son en gran medida los responsables de la alta tasa de resultados obtenidos por Perls y Satir en sus terapias.

Ni que decir tiene que, a través de la PNL, gran número de autores han ido poco a poco desgranando las estructuras que sirven de patrón en determinadas conductas, aparentemente excepcionales o mágicas.

Resumiendo de forma sencilla, podemos decir que, la PNL es un conjunto de técnicas prácticas para que el individuo pueda conseguir sus objetivos en cualquier campo de la actividad humana, mejorando así su calidad de vida.

En primer término voy a definir la PNL (Programación Neurolingüística):

P – Programación: es el conjunto de procesos mentales que hemos ido aprendiendo en el entorno y familia, en base a los cuáles se toman decisiones y se llevan a cabo acciones, e incluso afecta a nuestras emociones. Por decirlo con palabras sencillas, podría ser una especie de programa de ordenador, que hemos ido cargando en nuestra mente a lo largo de nuestra vida y que usamos para estructurar, entender y reaccionar a la supuesta realidad que percibimos.

N – Neuro: es el proceso de percibir y procesar información. Nuestro sistema nervioso es la fuente e instrumento de nuestras percepciones, experiencias y acciones.

L – Lingüística: A través de la lingüística el ser humano pretende con el lenguaje dotar de sentido a la experiencia pensada, sentida o vivida. No es ni más ni menos que dotar de significados a determinados símbolos, para poder codificar a través de símbolos nuestra experiencia.

 

La programación Neurolingüística es un proceso mental, que usa la información recopilada a través de los sentidos junto con la información de nuestra conducta y conocimiento, para construir el denominado Mapa del Mundo: representación que cada persona posee del mundo.

Las representaciones mentales de cada persona dependen de:

  • Experiencias
  • Cultura
  • Educación
  • Fisiología
  • Sentimientos…

En consecuencia, como ya habrás deducido no existen dos Mapas del Mundo iguales. Espero que lo tengas en cuenta la próxima vez que estés discutiendo acerca de la realidad, no olvides que solo tienes acceso a tu propio mapa del mundo, si quieres conocer algo más de la realidad, tendrás que intentar mirar con ojos nuevos, o escuchar a otras personas cuando te expliquen su mapa del mundo.

 

Acerca de la Percepción:

Se trata de la información recogida a través de nuestros canales abiertos al exterior: nuestros sentidos (oído, tacto, vista, olfato y gusto).

 

¿Quieres conocer a tu cliente? No pierdas detalle ahora

En función de los canales usados en la percepción podemos clasificar a los individuos en las siguientes categorías:

 

Aquí seguiremos en el próximo artículo que publicaré el 1 de septiembre…

 

Asunción Sánchez Monclova

Marketing de contenidos ¿Qué es?

¿Conoces el marketing de contenidos o content marketing?

Marketing de contenidos es parte del inbound marketing (Conjunto de técnicas no intrusivas que nos permiten captar clientes aportando valor y aunando varias acciones de marketing digital) que consiste en usar el contenido de forma estructurada y atrayente, para llegar a tu público objetivo a través de sus intereses y así conseguir convertirlos en clientes.

Marketing de contenidos según Joe Pulizzi “se trata de una técnica de Marketing de creación y distribución de contenido relevante y valioso para atraer adquirir y llamar la atención de un público objetivo bien definido, con el objetivo de impulsarles a ser futuros clientes”.

La clave del Marketing de contenidos está en:

1Definir perfectamente el público objetivo. Te vendrá muy bien hacer fichas con tus prototipos de cliente, en la que debes añadir datos conocidos y contrastados. Mi recomendación práctica para realizar las fichas de prototipo es que salgas a tomar café con tus clientes o posibles clientes.  Es imprescindible que te intereses por sus problemas reales, lo que buscan, por qué lo buscan, cómo buscan soluciones y qué factores les influyen en la toma de decisiones para la compra. La información obtenida te llevará a tener una ficha perfectamente definida para cada tipo de cliente.

2Tener perfectamente claro tu objetivo.

3Trazar un buen mapa y calendario de creación y distribución de contenido.

Características esenciales del Marketing de contenidos:

1Crear contenido que interese a nuestro público objetivo.

2Aportar valor.

3Dejar claro el conocimiento de la empresa o marca en el tema a tratar.

4Estructuración y adecuación del contenido al soporte en el que se va a emplear.

5Acercamiento entre la marca y el cliente o posible cliente creando una relación bidireccional en la que la opinión y necesidades del público objetivo se tienen en cuenta.

¿Qué conseguimos como marca o empresa gracias al marketing de contenidos?

1Establecer una relación más directa, estrecha y personal con tu público objetivo. Y da igual que estés desarrollando tu marca personal como autor, o que quieras vender bicicletas a medida. En ambos casos establecer una relación con tu posible cliente, ofreciendo información que pueda usar, que le interese o que necesite es una forma de dar a conocer tu marca y producto.

2Posicionarnos como marca. No aspiro a tanto como llegar a ser “top of mind”. Pero puedes conseguir aparecer en la mente de tu posible cliente cuando busque soluciones o temas que le interesen.

3Mejorar tu posicionamiento en buscadores de forma orgánica. Si tienes una estrategia de contenidos y estructuras el contenido, teniendo en cuenta las palabras claves que buscan los usuarios para llegar a él, conseguirás que tus posibles clientes te encuentren y te conozcan.

4De paso si el contenido que creas es realmente útil e interesante (y te recomiendo que en caso contrario no crees contenido) conseguirás que se comparta y llegarás a posibles clientes poniendo a funcionar la red para tu marca o empresa.

5Creando contenido de calidad dejas claro en el público objetivo tu capacidad y formación en aquellos temas que le interesan y que podrían delegar en tu marca. El contenido de calidad te permite destacar como empresa o marca competente que sabe lo que hace y por qué lo hace.

6Generas confianza entre la marca y el posible cliente, lo que puede terminar en una relación comercial.

¿Qué se considera contenido en el marketing de contenidos?

Este último punto es fundamental, ya que mucha gente cuando oye hablar de marketing de contenidos piensa que se trata solo de texto.  La realidad es que cualquier formato que se cree en la marca para dar a conocer la gestión, conocimiento, capacidad… en un tema de interés para posibles clientes, es considerado contenido.

Concretando:

1.Guías o tutoriales.

2.Juegos.

3.Webinars.

4.Presentaciones.

5.Aplicaciones.

6.Imágenes.

7.Vídeos.

8.Infografías.

9.Artículos o posts.

10.E-books.

11.White paper o libro blanco

12.Plantillas.

13.Podcast…

 

Actualmente, casi todos estamos acostumbrados a crear contenidos para nuestras redes o simples conocidos… Si quieres hacerlo de forma profesional para desarrollar tu marca, darla a conocer y empezar a generar interés es fundamental que empieces por definir los siguientes conceptos:

Público Objetivo.

Intereses y necesidades de tu público objetivo.

Lugar en el que habitualmente se encuentra tu público objetivo.

Objetivo de la marca y tiempo en el que se debe conseguir.

Tormenta de ideas: una vez conoces los intereses de tu público objetivo empieza a sacar enlaces de temas relacionados que te irán llevando a otros y así podrás sacarle el máximo partido a cada concepto.

Tipo de contenido que irá en función del soporte que habitualmente use el público objetivo.

Planificación de acciones para difundir el contenido.

Análisis de los resultados.

Marketing de contenidos para conectar con tu público objetivo.

Marketing de contenidos

La mejor forma de conectar con tu público objetivo es el marketing de contenidos.

Por último no te olvides que entre tu público y tu marca o empresa existe una relación. Cuida, mima y está atento a las necesidades o cambios en los gustos. Esta característica es fundamental en esta época, ahora ya no valen los antiguos modelos de negocio donde el cliente no era más que un número que se adaptaba a tus servicios o productos. La evolución del mercado va encaminada a una personalización o customización del cliente. Ahora son las marcas las que tienen que buscar soluciones a medida para cada cliente. Mira lo que acaba de hacer nada menos que Nike: zapatillas customizadas para cada cliente. Si lo piensas detenidamente entenderás que es lo más lógico, el que paga el servicio o producto es el cliente, si no cubre sus necesidades, gustos o expectativas ¿por qué lo va a comprar?

Te voy a poner un ejemplo típico de estudio: Correduría de seguros. Se supone que debe ofrecer servicios más amplios o completos que un seguro, en caso contrario ¿para qué contratar con ellos? ¿Te ofrecen comparativas de precios con diferentes compañías? ¿Te avisan antes de que cumpla el seguro por si hay mejores ofertas en el mercado? ¿Te facilitan las bajas con las compañías contratadas?…

En algunas corredurías de seguros ocurre que se encuentran muy cómodos, creen que pueden seguir ofreciendo al cliente excusas como: “es que tengo muchos clientes y yo no puedo estar atenta a los vencimientos de las pólizas” Ante esta respuesta ya no hay que seguir hablando, ni siquiera conocen los recursos informáticos básicos, esto es falta de interés por el cliente. Y la siguiente parte de la reflexión está clara, si a una marca no le interesa el cliente ¿Por qué se va a interesar el cliente en la marca?

Quiero cerrar este artículo con un broche de oro: “la gente no compra lo que uno hace, compra porqué uno lo hace (Simón Sinek)” El Marketing de contenidos es una magnífica oportunidad para mostrar porqué haces las cosas.

¿Sabes porqué he creado este artículo? Porque estoy convencida de que la información debe ser compartida, para beneficio de todo aquel que la pueda necesitar. La información no marca la diferencia, es una herramienta necesaria, pero solo la capacidad intrínseca de cada individuo le diferencia del resto. Es imposible imitar: la creatividad, la bondad, la capacidad para resolver problemas, la visión de la realidad… Si todos compartimos los conocimientos nos enriquecemos como especie, nos hacemos más fuertes y a la vez potenciamos nuestras propias competencias y capacidades. Todos ganamos.

 

Este es otro recurso de #Apublicar, en este caso me he centrado en lo que el marketing de contenidos puede hacer por tu marca personal, de autor, empresa, negocio, comercialización de obras literarias… en definitiva si quieres publicar (hacer público algo) revisa Apublicar.

Escribir y cómo ser productivo escribiendo

Escribir cuando se trata de tu pasión es una necesidad pero ser productivo siempre viene bien.

 

Para escribir el artículo me he propuesto ir al grano y darte 5 puntos básicos para que no te pierdas cuando escribes. No voy a inventar nada nuevo, sólo estructuro el conocimiento con mi experiencia, para que le saques el máximo partido al don con el que has nacido: la pasión por escribir.

 

 

como ser productivo escribiendo

Escribir y ser productivo escribiendo, la meta de todo escritor

 

Puntos básicos para la optimización de tu trabajo: escribir.

  1. Acostúmbrate a ir siempre, y en todo momento, con material para poder escribir. A lo largo del día y de  los días, si te observas podrás comprobar que tienes gran cantidad de ideas interesantes, curiosas o novedosas y si no las anotas, se quedan perdidas en el limbo de la nada. Como escritor no sabes cuál de esas ideas (aunque te parezcan alocadas o tontas) te pueden llevar a definir un personaje, un conflicto o un escenario para el desarrollo de un capítulo… Es imprescindible que tus ideas no se pierdan, en breve podrás comprobar lo inspirador que te resulta cuando no tienes claro como seguir: revisar tu cajón de ideas. Es como disponer de tu propia musa a la que llamar cuando necesitas, ¡y además ésta acude!…  ¡A escribir!. Ahora mi pequeño toque: me encanta anotar las ideas a modo de árboles de contenido. Por ejemplo, si se me ocurre una idea en relación a un personaje la anoto unida al personaje, y así con todas las ideas. Cuando rescato mis ideas es como tirar de un hilo para sacar partido a mi alocada imaginación.
  2. Aprovechar siempre la inspiración; nunca es mal momento para ponerse a escribir, ése es el momento.El resto casi siempre puede esperar, y si realmente no puede esperar, no olvides poner una nota en tu árbol de contenido, agenda, ipad, móvil,… Vamos donde te guste anotar, que para gustos tenemos modelos.
  3. La constancia: fundamental para llegar a puerto. Si eres constante serás capaz de crear aquello que te propongas. En esta vida hace mucho más el que quiere que el que puede; y no es una frase vacía, llevo 43 años comprobando que es cierta.
  4. La corrección: indispensable en cualquier obra por buena que sea. Pero «ojito» porque como todo tiene su truco: es importante que dejes reposar la obra un tiempo prudente antes de revisarla. Recién escrita cualquier obra te parecerá fantástica. Yo personalmente hago hasta 3 y 4 correcciones; la primera siempre es la más drástica y a partir de ahí, reviso detalles. Por último, leo la obra en voz alta para el repaso final, no te puedes imaginar lo que cambia una obra cuando la lees en voz alta.
  5. ¡Superar los miedos! Sí, esa persona que siempre parece valiente…pura fachada. No pasa nada por reconocer en público que eres escritor aunque no hayas publicado ningún libro; lo importante es que lo has escrito y cuando llegue el momento se publicará. Tampoco es mala idea apostar por hacer realidad tu meta: a fin de cuentas autopublicar una obra es algo que te puedes plantear; incluso hay opciones en las que no tendrás que pagar, sólo tienes que estar informado de los recursos que existen. Por otro lado, si eres de los que siempre piensa que se puede mejorar, personalmente yo recurro a una frase que mi marido me repite: «lo perfecto es enemigo de lo bueno» y con el tiempo he comprobado que tiene más razón que un santo. Yo soy muy perfeccionista y siempre me parece que puedo mejorar algo. Lo de ir alcanzando la perfección será tiempo y experiencia. Todo gran camino se empieza con un primer y tímido paso.

Y por último, para que estés informado de los recursos con los que puedes contar, no te olvides  «antes de publicar… revisa apublicar«..

 

Asunción Sánchez Monclova