Entradas

Comunicar con «Lectura Fácil» es facilitar la lectura

 

Lectura Fácil

Comunicar con Lectura Fácil es facilitar la lectura a todos los públicos.

Dicho así parece sencillo ¿verdad? Comunicar utilizando las pautas o reglas de “Lectura Fácil” elimina las barreras en la comunicación. Pero es mucho más que esta simple idea, para todos los que creamos contenido, o escribimos libros de carácter literario, significa un nuevo reto. Se trata de una forma de comunicar donde lo que importa es la comunicación.

Ahora vamos un pasito más allá: ¿realmente hay algo más importante que la comunicación? La realidad es que por muy buenas ideas que tengas, si no eres capaz de hacerlas llegar con claridad y comunicar eficazmente no sirven de nada, o casi nada, porque nadie las conocerá.

 

Si tu comunicación no es fluida:

  • Tu información se pierde.
  • No llegas a tu público objetivo.
  • Tus lectores o seguidores no obtienen los beneficios de conocer tu información.

Cuando la comunicación es fluida:

  • La información que creas y compartes llega alto y claro a tu audiencia.
  • Si tu comunicación es clara, puedes llegar a sectores que en inicio ni consideraste tu público.
  • Por último te voy a hablar de rentabilidad: con una buena comunicación rentabilizarás al máximo tu esfuerzo de investigación y creación de contenido, porque llegas a un amplio público.

Supongo que ahora te estás preguntando por qué he elegido la «Lectura Fácil» como tema para el artículo. Allá voy: el año pasado inicié un proyecto de creación literaria con un grupo de trabajo de la Asociación Prolaya. Se trata de una Asociación magnífica donde se colabora con Discapacitados intelectuales adultos y sus familias para facilitar la integración de estas personas en su entorno y sociedad.

Este proyecto ha cambiado mi vida, y mi forma de entender la vida. Ahora veo la vida con otros ojos gracias a las personas que he conocido en este centro. Ver la vida con ojos de asombro y esperando siempre algo nuevo es lo que hacemos cuando empezamos a vivir, aunque no sé por qué dejamos de hacerlo con el tiempo. Una vez hemos puesto todas las etiquetas que nos han dicho a esta realidad nos creemos que lo sabemos todo.

Lo cierto es que no sabemos nada, siguen existiendo las sorpresas, porque nada es tan sencillo como poner una etiqueta y la realidad de este mundo va mucho, mucho, pero que mucho más allá.

Gracias a mi proyecto con Prolaya, estoy deseando que llegue mi día para trabajar con ellos. Siempre me lo paso en grande, encuentro sinceridad, cariño, ánimos y nuevos colores. ¡Nuestro proyecto va sin estrés! A un ritmo que nos permite disfrutar de lo que hacemos, tomarnos nuestro tiempo y cambiar lo que no nos gusta o no entendemos bien. Es simplemente maravilloso.

Yo no quiero crear una obra literaria y luego adaptarla a Lectura Fácil, quiero ir más allá. Quiero crear una obra con ellos, para ellos y con ellos. Quiero crear una obra en la que todos tenemos voz y voto para crear y todos entendemos que nos estamos enriqueciendo con la creación. Claro que esto no resulta fácil porque en el grupo hay gran variedad de capacidades, pero el reto merece la pena.

Más allá de mi experiencia de trabajo, he decido hablar de la Lectura Fácil porque es una herramienta que facilita la comunicación a un amplio grupo de personas y que obra un gran cambio en los que escribimos.

Te voy a citar los cambios que he experimentado gracias a la Lectura Fácil:

  • Concreto las ideas al máximo.
  • Elimino lo innecesario de la comunicación.
  • Simplifico las palabras, las convierto en cercanas y accesibles, casi te hablo al oído.
  • Simplifico las estructuras gramaticales. Para que te voy a hablar queriendo sentar cátedra, cuando lo único que quiero es hablarte y escucharte.

Limitar las herramientas facilita la comunicación, eso es lo importante. Desde mi blog, esta semana quiero animar a todos con nuevos retos, intenta escribir siguiendo las pautas de Lectura Fácil para eliminar barreras en la comunicación. Así te comunicas realmente con el mundo, con todo el mundo.

Gracias por tu tiempo, y espero que te animes al reto, te dejo el manual publicado por Plena Inclusión donde aparece un magnífico trabajo que te ayudará a entender la Lectura Fácil y ponerla en práctica en tu próxima creación.

Este es otro recurso del blog, antes de publicar te conviene revisar…Apublicar

 

Asunción Sánchez Monclova

 

Pinfuvote: deporte, cultura y valores

Hoy la entrevista gira en torno a una novedad, un libro y un deporte alternativo para practicar este verano: PINFUVOTE.

PINFUVOTE

Juan Lorenzo Roca creador de un deporte alternativo y escritor infantil.

Juan Lorenzo Roca lleva toda su vida relacionado con el deporte y la educación. Comenzó su carrera deportiva como jugador del “Balonmano Club de Dos Hermanas” y ahora sigue cosechando triunfos con un deporte alternativo que ha creado: PINFUVOTE. En su carrera profesional Juan ha ejercido como profesor en distintos centros y ha sido director en C.P.  La Motilla y en IES Jesús del Gran Poder ambos en Dos Hermanas (Sevilla).

Juan, ¿en qué consiste el PINFUVOTE?

PINFUVOTE es un nuevo juego en el que se mezclan reglas de varios deportes conocidos: PINg-Pong, FÚtbol, VOleibol y TEnis. Se trata de dos equipos que juegan en un campo divido por una red. El objetivo del juego es enviar el balón al campo contrario y conseguir un punto, que será anotado si el balón toca dos veces seguidas el suelo o si el equipo contrario no puede devolverlo. Cada equipo dispone como máximo de tres golpes y tres botes para devolver el balón.

Se trata de un nuevo deporte alternativo (otra forma de entender el deporte) diferente de los tradicionales. Este deporte se practica desde primaria hasta adultos, con equipos formados por jugadores de ambos sexos y con diferentes edades y habilidades.

Este deporte es un juego fácil, económico y versátil. Con la práctica de este deporte se consiguen objetivos tales como:

  • Desarrollar la autoestima: se trata de un deporte fácil de practicar. Niños, niñas y adultos con pocas habilidades podrán practicarlo sin problemas. Todos podrán desarrollar perfectamente el juego en función de sus habilidades, y conseguir logros importantes para el equipo.
  • Igualdad de género: juegan equipos mixtos donde lo importante es el desarrollo del juego y de las destrezas  y  habilidades de sus jugadores.
  • Juego limpio: es un deporte de “ cancha dividida “  que lo divide  una  red,  no hay contacto directo entre jugadores de diferentes equipos y con  normas  de saludo  al principio y al final de los partidos,  que avalan el Juego Limpio.

 

¿Qué diferencia al PINFUVOTE de otros deportes?

Yo diría que hay tres características reunidas en PINFUVOTE que marcan la diferencia con el resto de los deportes:

  • Fácil: permite a cualquier persona jugar el deporte y jugarlo bien sin tener especiales habilidades deportivas. Su aprendizaje es rápido.
  • Versátil: No necesita instalaciones específicas.
  • Económico: lo único imprescindible para poder jugar es un balón de espuma y una red, que puede ser sustituida por una goma elástica.

 

PINFUVOTE no es solo un deporte, también cuenta con unos libros infantiles ilustrados en tres idiomas: español, inglés y francés. Juan, ¿Cómo surge la idea de los libros?

Bueno, la verdad es que la idea comenzó a rondar por mi cabeza gracias al registro de las reglas del juego. Cuando pasé por el Registro de la Propiedad Intelectual para registrar las normas, la  persona que me atendió ,  al ver las normas  del juego  me  hizo pensar que un libro infantil podría ser un buen complemento. Desde ese momento comencé a darle vueltas al asunto, hasta que surgió la inspiración. Aun así, el hacer el tipo de obra y estructurarla como está en la actualidad es también el resultado de los años que llevo en la docencia.

Se han hecho dos obras diferentes, cada una en tres idiomas (español, inglés y francés): una para primaria y otra para secundaria atendiendo a capacidad de comprensión, gustos…  El presentar diferentes idiomas permite usar la obra en centros bilingües como herramienta de trabajo. Pueden recurrir a estos libros los alumnos que tengan interés en aprender las reglas del deporte, leer una historia amena y entretenida, aprender valores y practicar otro idioma.

El último empujón en mi decisión de producir los libros fue promocionar la lectura dentro del público infantil y juvenil. Los niños y niñas saben leer desde pequeños y ofrecerles estos libros es una forma de llegar a posibles jugadores desarrollando el deporte, sus valores y la  cultura.

 

¿Cuándo se comenzó a practicar el PINFUVOTE más allá del centro educativo en el que estabas trabajando? ¿Existe alguna liga de PINFUVOTE?

El primer campeonato provincial se jugó en 2009. En Dos Hermanas (Sevilla) existen tres ligas locales que se juegan en los institutos:

  • La liga del Polvorón que se juega en Navidad.
  • La liga del Día de Andalucía.
  • La liga Chupa Chups.
VII Campeonato PINFUVOTE

VII Campeonato PINFUVOTE Educación Primaria. Dos Hermanas -Sevilla (Mayo 2017)

También jugamos los campeonatos de mayo en los centros de primaria y secundaria, en este caso los equipos participantes son provinciales. Para el próximo año, se esperan equipos de otras provincias y este campeonato pasará a ser regional.

Estamos especialmente satisfechos con las exhibiciones y charlas  que  el PINFUVOTE realiza en FERISPORT, somos  entidad colaboradora  con la Universidad de Sevilla desde 2009. Todo esto  se hace en SADUS (Servicio de Actividades Deportivas Universidad de Sevilla)  y se realiza en paralelo con el Salón del Estudiante . La cita son cinco días a mediados de Abril  y  sin duda son  dos actividades merecedoras de elogios  por la cantidad y calidad de las mismas.

 

 

¿En qué países se juega el PINFUVOTE?

Se juega en casi todo el territorio nacional y en otros países como: México, Uruguay, Colombia, Argentina, Reino Unido y EEUU.

 

¿Eres profeta en tu tierra?

Es complicado y  sinceramente  necesitaría contar con más apoyo de las  administraciones en  Dos Hermanas,  Sevilla  o  Junta de Andalucía.

La Delegación de Deportes de Dos Hermanas (Sevilla)  debería  promocionarlo con la continuidad que requiere. Este deporte  ha nacido en Dos Hermanas, esta teniendo  gran repercusión mediática  para esta ciudad y sigue sin tener un apoyo claro y continuo de las administraciones pertinentes.

Por ejemplo, en Granollers hemos tenido una respuesta muy participativa y vemos como se cumple que nadie es profeta en su tierra. Muchas veces nos llaman de otros centros fuera de la provincia o región ofreciendo ayudas para dar a conocer el deporte y promocionarlo en diferentes localidades.

 

¿Qué has aprendido gracias al PNFUVOTE?

Gracias a PINFUVOTE he conocido a muchas personas, medios de comunicación, entidades… Pero lo más importante, que ha aportado a mi vida es la satisfacción personal por haber creado algo nuevo y útil para pequeños y adultos.

¿Te imaginas tu vida sin deporte? ¿Y sin PINFUVOTE?

No, mi vida habría estado vacía, insulsa, “coja”. El deporte me ha aportado mucho a nivel personal, he encontrado amigos, conocidos, compañeros… Que han influido en mi forma de vivir y de relacionarme con el entorno. Ahora todos mis hallazgos forman parte de mi vida y no estarían en ella sin el deporte.

He llenado mi vida con normas de conducta, disciplina y respeto. He aprendido a ganar y a perder, a luchar por aquello en lo que creo y pienso que merece la pena. He conocido diferentes lugares y culturas que me han enriquecido personal y culturalmente. Definitivamente el deporte y el PINFUVOTE han sido una parte fundamental en mi vida.

 

¿Cómo crees que influye el PINFUVOTE en el público infantil y juvenil

A nivel general el niño o niña con buenas destrezas se ve fortalecido y desarrolla su habilidad, pero el que no las tiene descubrirá que puede jugar perfectamente porque el deporte tiene un saque fácil, opción de bote, diferentes opciones para golpear, un contacto muy agradable  con un balón que no hace daño…

Gracias al PINFUVOTE se ofrece la posibilidad de relacionarse con deportistas a aquellos jugadores con menos habilidades, reforzando su autoestima con un deporte que potencia y es:

LOGO-CRUCIGRAMA de PINFUVOTE por Jose Angel Olmedo

Pinfuvote representa como deporte alternativo un crucigrama de valores.

 

 

Por último, quiero hacer mención a la labor de Juan, que ha llevado el PINFUVOTE a diferentes centros de adultos con Discapacidad intelectual. Gracias a este deporte han podido comprobar que por fin alguien ha pensado en todos.

Estos son algunos de los centros en los que se han llevado a cabo demostraciones de PINFUVOTE:

Ahora van a trabajar con un grupo de Cruz Roja para dar una salida a colectivos sociales en exclusión o riesgo de exclusión. Gracias al PINFUVOTE se ofrece a jóvenes de ambos sexos la posibilidad de tener su tiempo ocupado en una actividad deportiva, que mantenga su cuerpo y mente activo, útil y saludable.

 

Solo me falta para cerrar esta entrevista a Juan Roca comentar mi opinión:  nuestros hijos e hijas necesitan más PINFUVOTE y menos video juegos, tablet o televisión.

Este recurso para la publicación me ha gustado especialmente porque pone de manifiesto una nueva idea para publicar y promocionar un libro infantil: asociarlo a una práctica deportiva y valores. Una vez más pongo de manifiesto que antes de publicar te conviene revisar Apublicar.

 

Asunción Sánchez Monclova

¡Publicar sí! Pero… ¿Cómo publico?

¡Publicar sí! ¡Quiero publicar! Pero… ¿Cómo publico?

¿Qué formato elijo para publicar?

En este artículo voy a revisar todas las posibilidades que puedes usar para dar a conocer cualquier obra o material que tengas escrito o grabado. No quiero limitar este contenido a autores literarios, una vez más voy a insistir: todo el que escribe es escritor y tiene contenido para publicar. No es necesario tener escrita una novela para tener algo que publicar.

Lo primero en lo que me centro es en lo que se puede publicar:

  1. Una obra literaria.
  2. Una recopilación de los mejores artículos de tu blog.
  3. Una recopilación de esos relatos cortos o impresiones que vas anotando en tu libreta preferida.
  4. Esa guía que has creado para regalar a tu público objetivo como parte de una oferta.
  5. Un manual que has recopilado para tener a mano lo más importante del tema en el que eres experto. ¿Cómo dices?¡Ah! Que lo has ido grabando porque no tenías tiempo de escribir. No importa, esto también vale.
  6. Tus sueños: los reales y los inventados. Todos sirven.
  7. Tu experiencia en un proyecto concreto con la documentación pertinente. Si lo que tienes es una presentación o un formato vídeo, mejor todavía.
  8. Así podría seguir un rato más, pero creo que ya te haces una idea de lo que quiero decir. Para publicar lo único imprescindible es tener algo que aporte valor: esa es la clave. Puedes aportar valor con conocimiento teórico o práctico sobre una materia, con una visión diferente de la realidad, con tu propio talento para analizar hechos concretos…

Ahora quiero aprovechar para hacerte reflexionar un momento más:

Publicar... Sí

Publicar es imprescindible para enriquecer este mundo.

¿Sabías qué?…

Los conocimientos que no se publican

son como las huellas en la arena,

el viento se las lleva

y nunca nadie sabrá de ellas.

Si no publicas tu talento se pierde,

no aportas tu capacidad a este mundo

 lo empobreces.

 

Vamos ahora a los formatos entre los que puedes elegir para publicar contenido:

  1. Publicación impresa: este formato es el más usado, y se trata de decidir si publicar tu obra a través de una editorial, cediendo parte de tus derechos de autor para la explotación, o si autopublicas tu obra conservando los derechos de autor, pero haciéndote cargo de todo (corrección orto tipográfica y de estilo, diseño portada, maquetación interior, búsqueda de imprenta, asumir stock, buscar y desarrollar canales para comercializar la obra, desarrollar la marca personal del autor asociado a la obra, dar a conocer autor y producto, organizar actos promocionales …). Este punto es muy personal. Me he encontrado con personas que prefieren dedicarse a aquello que realmente conocen y que otros gestionen la publicación. También he topado con otras personas que piensan que ellos deben hacerlo todo: pero todo, todo. ¿Tú de qué tipo eres? No existe un camino mejor que otros, todos tienen sus ventajas e inconvenientes.
  2. Formato digital: este formato cada vez se usa más, aunque no llega a igualar ni de lejos al número de obras impresas, siempre que hablemos de libros. Si incluimos en la ecuación el número de publicaciones que se hacen a diario en el entorno digital, sin limitarnos a libros, las cifras cambian.
  3. Tu propia web: Tu web es un magnífico soporte para publicar contenido, tu decides la cantidad y si te conviene alojar un blog en la misma web o crear otro blog  aparte. De cualquier forma, con o sin blog, todas las páginas de tu web son un espacio muy importante para publicar contenido.
  4. Tu blog: Tener un blog te permite tener un espacio abierto para publicar sin limitaciones como la web, en tu blog puedes incluir todos los artículos, relatos, capítulos de tu novela, cuentos, poemas… todo lo que consideres oportuno publicar tiene cabida en un blog. Lo único importante (repito nuevamente) es aportar valor y ser coherente. Si tienes un blog de cocina, por favor, no incluyas artículos de mecánica cuántica: lo más razonable sería tener otro blog o distintas pestañas en tu blog para diferenciar el contenido. Ser ordenado y coherente es importante para publicar.
  5. PodCast: ¿Quién dice que el contenido sólo se puede publicar escrito? El formato audio con música de fondo, con varias voces y diálogos  puede resultar de lo más atractivo; ofreces algo diferente al usuario y cambias la experiencia con la que accede a la información. Se distribuye bastante bien en diferentes soportes, y te permite llegar a usuarios con perfiles específicos (por ejemplo, personas con problemas de visión).
  6. Corto de animación: ¿Qué te parecería hacer de tu manual de marketing digital un corto de animación? Desde luego te puedo asegurar que el producto será diferente y si las ilustraciones son acertadas, puede incluso llegar a ser «viral». Claro que en este caso tendrás que asumir unos costes de producción fijos, pero si así marcas la diferencia y te conviertes en un referente en el sector, tu inversión estará más que rentabilizada. Tendrás que encontrar algún estudio de animación y, si no te convencen las opciones, también deberás buscar algún ilustrador que te «llegue al alma» con su trabajo.
  7. Formato vídeo: Vale, ahora hablo de ti; ya sé que este artículo también lo leerán escritores de novelas. Adaptar tu novela a un guión puede ser todo un reto: si crees que es demasiado, puedes elegir el capítulo que más interesante te parezca y grabar en formato vídeo un corto. Este caso supondría un valor añadido: primero porque puedes colgarlo en tu canal de Youtube. Segundo, porque si resulta que es un éxito, puedes realizar un packaging extra para tu novela, y vender la novela con el vídeo. También se me ocurre que podrías usar el vídeo como contenido extra para los lectores que cumpla un determinado requisito…  Las posibilidades son muchas. En este caso vas a necesitar un estudio de grabación, producción, actores… y el precio puede llegar a ser un poco elevado, pero puede ser una buena inversión si eres capaz de dar a conocer tu corto con el plan de marketing adecuado.
  8. Por último, quiero citar una idea que se le ocurrió a Paqui Godino , una compañera empresaria con la que comentaba el artículo. Si ya tienes un guión que se ha llevado a una producción para cine o televisión, siempre puedes pensar en hacer algo diferente con tu historia. ¿Qué te parece convertirla en una novela gráfica?              ¿Prefieres que se trate de una novela? Y por qué no arriesgar y hacer de tu obra una serie de relatos cortos, uno por cada personaje: ¿serías capaz con este nuevo formato de enlazar la historia? Desde luego, se trataría de todo un reto.
  9. Recitar al aire libre: ¿te atreverías a subirte a un banco en cualquier plaza y  leer interpretando tu manual de…? Si consigues que tu mejor amigo te grabe en vídeo puedes tener un material muy interesante para dar a conocer tu obra. Además, como parte de tu experimento, todo el que pase por allí puede ser informado de lo que estás haciendo, (después te convendría crear un embudo de conversión con los datos del experimento para ver los resultados) ¿no crees que a alguna persona se le ocurrirá subirte a las redes sociales? El resto podrás medirlo.

Estas son  las ideas que se me ocurren para publicar, si se te ocurre alguno diferente  te animo a proponerlo. Por supuesto, no te olvides antes de publicar revisar… Apublicar.

 

Asunción Sánchez Monclova

Loly López Guerrero: escritora en estado puro

Escritora, escribir y Apublicar está completo con: Loly López Guerrero

Preguntas:

  1. Me gustaría conocer un poco acerca de tu historia personal. ¿Dónde naciste? Háblame de tu infancia. ¿A qué te has dedicado en tu carrera profesional? ¿Cuándo comenzaste a escribir y por qué? ¿Te defines en un género literario como escritora?

Nací en Dos Hermanas, un pueblo de Sevilla, y mi infancia casi pasó de largo, supongo que tendría mejores cosas que hacer o estaría ocupada. A los ocho años ya estaba trabajando con mi padre en el negocio familiar. Mi familia tenía un «economato«(tienda de ultramarinos que estaba situada en la fábrica de yute) y yo he pasado mi infancia entre el parque de la Alquería y el Palacio de Alpériz. El escenario de mi vida estaba repleto de historias reales, contadas a viva voz por los protagonistas o sus acompañantes. El Palacio de Alpériz no tiene secretos para mí,  por lo que hoy puedo ser una de las personas vivas que más datos reales conoce sobre el Palacio, de hecho realizo muchas presentaciones a diferentes grupos para explicar su historia y disfruto enormemente dando a conocer datos y anécdotas del lugar.

Mi abuelo era jardinero del Parque de la Alquería y aprendí a nadar en el estanque de los patos.  Empecé a estudiar con cuatro años en la Sagrada Familia, posteriormente pasé al colegio José Antonio Primo de Rivera (actual escuela oficial de idiomas) y, por último, estudié bachiller como una de las primeras niñas becadas en Dos Hermanas en Nuestra Sra de la Compasión. Después cursé administrativo P.P.O. (Curso del estado para profesiones, un curso de formación profesional). Este curso fue decisivo en mi vida porque en el viaje de fin de curso conocí a mi marido, fuimos a Ceuta sin conocernos y desde entonces estamos juntos. Gracias al espíritu viajero de mi marido hemos conocido varios países, tenemos una hija, dos hijos, dos nietas y dos nietos.

Siempre he sido una persona con carácter y una vez terminados mis estudios comencé a trabajar en la Autoescuela «Pilongo», que era en ese momento el negocio familiar.  Tras un  desacuerdo con mi padre me fui a trabajar  a los almacenes de aceitunas, y estuve trabajando rellenando aceitunas durante tres años. Trabajaba por la mañana en el Almacén de León y Cos  (El  más grande de Dos Hermanas) y, por la tarde, estudiaba mi curso de Auxiliar Administrativo por el PPO. El curso duró seis meses.  Guardo muy buenos recuerdos de esa época: el compañerismo y el trabajo del almacén con otras mujeres del pueblo me hizo tomar el pulso a la realidad; aunque, por las tardes, una vez terminado mi curso, seguí acudiendo a la autoescuela de mi padre para trabajar ayudando a mantener el negocio. La familia llegó a tener hasta cinco autoescuelas abiertas.

Mi primer escarceo con la literatura fue en el colegio: allí descubrí mi amor por la poesía. Hacía poemas para mis amigas y sus novios, me encantaba escribir porque me ofrecía y me ofrece una vía para contar todo aquello que puedo comunicar: las historias vividas, mi fantasía, imaginación… y lo que más me gustaba y sigue gustándome, es cambiar los finales de los cuentos, novelas…

2. ¿Cuándo comenzaste a relacionarte con el sector literario? ¿Cómo te decidiste a recibir cursos de escritura? ¿Perteneces a alguna agrupación literaria, desde cuándo? ¿Qué le aporta a Loly ser escritora?

En 2009 recibí mi primer curso de creación literaria en la Universidad Popular.  Yo ya estaba jubilada y podía dedicarme a hacer aquello que siempre me ha apasionado: escribir y aprender cosas nuevas. Me decidí a recibir el curso porque soy de las que piensa que siempre hay algo por aprender, y efectivamente, aprendí mucho.

Soy miembro de la Agrupación Literaria María Muñóz Crespillo desde que se fundó;  y allí mi poesía crece y se desarrolla en un ambiente creativo y de compañerismo: es una experiencia de la que disfruto cada día. Incluso realizamos diferentes eventos en colaboración con el Ayuntamiento y la Delegación de Igualdad. Este año, por ejemplo, hemos ofrecido un homenaje a la mujer empresaria de Dos Hermanas.

Por último, tengo que reconocer que ser escritora me aporta todo: me permite ver la vida de otra forma, dejar de ser yo misma para investigar o sentir lo que uno de mis personajes podría experimentar, es toda una aventura. Cuando estaba escribiendo una novela histórica de la que luego os hablaré, me pasaba horas en el parque oyendo hablar a los niños para poder crear mis diálogos infantiles, esa experiencia no habría existido de no ser por mi novela.

3. ¿Cómo decidiste comenzar a escribir, lo recuerdas? ¿Cómo es que cultivas géneros tan diferentes en tus obras? ¿Nos explicas tu proceso creativo?

Comencé escribiendo para plasmar en algo tangible mi experiencia y las vivencias que otras personas me habían confiado. Es verdad que entre la novela, la novela histórica y la poesía hay bastantes diferencias, pero  me encuentro cómoda; tal vez porque comencé expresándome como poeta y el resto vino con naturalidad. Cada etapa de la vida necesita un estilo, al menos en mi particular forma de enfrentarme a la escritura, aunque esto es algo muy personal. Por ejemplo, a mi me funciona como recurso creativo la historia. Para escribir María Cerezo me sirvió como motivación un regalo: el testamento de Américo Vespucio. A partir de ese momento se mezcló en mi mente la investigación histórica, mi fantasía y mis propias vivencias para crear una obra completa.

4. ¿Qué obras has escrito? ¿Cuántas has publicado? ¿Qué recursos utilizas para darte a conocer como autora? ¿En qué países tienes lectores?

María Cerezo novela histórica de Loly López Guerrero

Loly López Guerrero te invita a conocer la historia de Américo Vespucio y Sevilla en el siglo XVI

He escrito «María Cerezo La esposa sevillana de Américo Vespucio» (novela histórica), «Entre el corazón y el alma» (poesía), «La huella carmesí» (novela basada en las historias de diferentes personas, que me iban entregando fascículos de su experiencia entre clase y clase en la Autoescuela) y «Entre Escocia y Canadá» (una historia sobre fantasmas). Sólo las dos primeras obras están publicadas pero este año espero publicar «La huella carmesí».

Tengo lectores en Canadá, Argentina, Méjico, Francia, Perú, Italia y EEUU.  Supongo que como me doy a conocer a través de las redes sociales esto hace posible que me lean en cualquier país. Aunque no puedo negar que me funciona muy bien el «boca a boca», muchos lectores vienen recomendados por otros y también he hecho una presentación en el Centro Cultural «La Almona». En todos los actos he tenido la gran suerte de contar con el apoyo de la prensa local, y eso es de agradecer.

5. ¿Dónde reside tu inspiración para escribir? ¿Utilizas alguna técnica recurrente?

Mi inspiración más contundente se basa en  lo cotidiano. Y no utilizo técnicas recurrentes, me limito a vivir y experimentar con toda la intensidad posible.

6. ¿Por qué escribes? Y ,¿por qué en concreto sobre una mujer desconocida en una historia donde el protagonista histórico es su marido?

Escribo porque tengo muchas historias que contar, algunas propias y otras prestadas. Mi abuela me contaba muchas historias, mi «tata» que vivió en el Palacio de Alpériz me contó muchísimos datos históricos, que los historiadores desconocen pero que son reales: tan reales como la vida.

Me preguntas por qué elegí a María Cerezo como protagonista de mi historia:  no sé hasta que punto la elegí yo a ella o si fue ella la que me eligió a mí. Al principio, yo pensaba que el protagonista sería Américo Vespucio, pero entonces descubrí la importancia que tiene la mujer y lo poco que la historia había guardado sobre ella.  María se me sublevaba continuamente exigiendo algo del protagonismo que la historia le había negado. Se han registrado tan pocos datos sobre ella que casi tuve que inventar el personaje y, sin embargo, sobre Américo se había escrito hasta la saciedad. Sin ella, sin María Cerezo, ¿habría sido  Américo Vespucio igual?

Por último, ahora que Loly López Guerrero ha finalizado su historia, quiero añadir un recurso que ella ha creado para promocionar su obra y que me resulta de lo más creativo: ha diseñado una ruta turística por Sevilla para explicar los lugares que aparecen en su obra y la historia de la ciudad. Yo he tenido la suerte de realizar el recorrido con ella y te recomiendo la experiencia. No volverás a ver Sevilla con los mismos ojos.

Con esta última pregunta de Loly cierro la entrevista: «Sin ella, sin María Cerezo ¿habría sido  Américo Vespucio igual?».En esta ocasión, una nueva ventana abierta como recurso creativo y para publicar. Una vez más antes de publicar, te conviene revisar…Apublicar

 Asunción Sánchez Monclova

Cómo registrar una obra

Registrar una obra está ahora a tu alcance

Una vez terminada tu novela, relato corto o cuento tienes varias opciones:

  • Presentar la obra a concurso.
  • Enviarla a alguna editorial por si están interesados en publicarla.
  • Enviar tu obra a algún agente literario.
  • Contactar con Apublicar para que la publicación se adapte exactamente a lo que tu quieres sin tener que ocuparte de nada.
  • Autopublicar con una editorial.
  • Imprimir tu obra con una imprenta.
  • Así podríamos seguir…

Pero lo primero que deberías plantearte es registrar tu obra.

Según la legislación vigente, la Ley de Propiedad Intelectual española reconoce la autoría de una obra por el hecho de crearla.  Sin embargo, la experiencia de otros autores nos ha demostrado que a veces surgen problemas, tales como el plagio o la apropiación de nuestra obra. Para evitar futuros problemas  lo recomendable es que registres tu obra.

 

A continuación te detallo algunos soportes en los que puedes registrar tu obra, cada uno con sus ventajas e inconvenientes:

1.- Registro de la Propiedad Intelectual:

Según el Ministerio de Cultura: “La propiedad intelectual es el conjunto de derechos que corresponden a los autores y a otros titulares (artistas, productores, organismos de radiodifusión…) respecto de las obras y prestaciones fruto de su creación.

Al Ministerio le corresponde proponer las medidas, normativas o no, para lograr la adecuada protección de la propiedad intelectual”.

Lo más interesante de este registro es que goza del amparo legal, si tienes registrada tu obra no tendrás que demostrar la autoría de la misma.  En caso de contienda legal, la carga de la prueba recae en quien discuta tu titularidad en la autoría. Lo que no me convence es el ámbito territorial de acción que está limitado a España. Hoy en día con el uso de la red esto puede suponer un problema. Otra cuestión que queda un poco obsoleta es lo relacionado con la ilustración, al parecer si una ilustración se presenta creada por medios digitales no se puede registrar, deben llevarse los bocetos. Teniendo en cuenta que muchos artistas  trabajan con tabletas digitales, este detalle puede suponer un problema.

 

Para registrar tu obra en el Registro de la Propiedad Intelectual puedes seguir dos vías:

  • Vía telemática, para la que resulta imprescindible contar con firma electrónica reconocida.
  • Vía presencial, puedes personarte en el registro más cercano a tu localidad con una copia impresa y encuadernada de tu obra, para registrarla debes rellenar el mismo impreso que se adjunta telemáticamente, y por último pasar por una entidad bancaria para abonar la carta de pago, la tasa por registro son 13,20 € por obra.

Los documentos a rellenar son unos formularios que entrega la administración, para que quede constancia de la fecha, autor y obra.

 

2.- ISBN: una vez registrada tu obra si quieres publicarla lo más acertado es contratar un código ISBN de identificación para tu obra, este código agiliza la localización y comercialización de tu obra. El precio de adquisición del código ISBN son unos 50,00 € y supone rellenar una solicitud de inscripción y el abono de las tasas correspondientes. Si además quieres que aparezcan datos complementarios de tu obra como la portada, índice, resumen, fragmento… deberás abonar otros 35,00 €.

Convine tener claro que:

el ISBN no es obligatorio para publicar un libro.

los derechos de propiedad intelectual no quedan protegidos por la obtención de un ISBN sino por la propia publicación de la obra, o por su inscripción en el Registro de la Propiedad Intelectual.

 

3.- SAVE CREATIVE: el caso de Save Creative es un poco complicado, lo que me parece más acertado de la plataforma de registro es que “se trata de Proceso de registro con validez legal reconocida en todos los países firmantes del Convenio de Berna y Acuerdos Internacionales de Propiedad Intelectual”. Este dato lo aportan ellos sin muchas pruebas.

Cuando nos informamos acerca de los registros gratuitos vemos lo siguiente:

  • Nos permiten registrar 10 obras/mes.
  • Con licencias libres tipo Creative Commons.
  • La información del registro solo está disponible durante un año.

Después de todo, la fama que tiene Save Creative como plataforma gratuita para registrar obras no parece acertada.

Lo cierto es:

  • Queda registro durante un año.
  •  Solo acredita que en el momento del registro la obra figuraba en poder de la entidad física o jurídica que registra.
  • No deja claro si quien registra la obra es realmente el autor de la misma.
  • “Mucho ojo” si optas por el paquete básico, ten cuidado porque estás registrando una obra con licencia libre, es más o menos como ceder tus derechos.

Si optas por contratar el paquete profesional que son 60,00 € (IVA no incluido) las condiciones son bastante más razonables para el autor. Como último dato importante acerca de la plataforma, no olvides que Save Creative no tiene el amparo legal, en caso de conflicto tendrás que demostrar con pruebas irrefutables la autoría de la obra registrada en esta plataforma.

 

4.- Registro notarial: una obra también se puede registrar ante notario, no da fe de la autoría  solo de la fecha y lugar en que se presenta ante notario. El precio en este caso será la tarifa que establezca el notario.

 

5.- Entidades de Gestión Colectiva: tales como Sociedad General de Autores (SGAE) o CEDRO en estas entidades también puedes registrar tu obra, pero deberán estar publicadas ya que suelen pedir el ISBN  de la obra.

 

Estas son  las plataformas más importantes para el registro de obras que conozco, si conoces o has usado otra por favor indícalo en los comentarios para seguir ampliando información. Me gustaría conocer como ha sido tu experiencia y no te olvides antes de publicar… revisa Apublicar.

 

Asunción Sánchez Monclova

 

 

Concursos literarios ¿salen rentables a los autores o a los organizadores?

Concursos literarios ¿a quién benefician?. Ilustración de Pilar Dueñas

Concursos Literarios: esta ilustración  es un regalo de Pilar Dueñas para los lectores de Apublicar, y pone de manifiesto su enorme talento, que ha sido reconocido por distintos jurados de concursos literarios.

¡Concursos literarios! ¿Qué pasaría si gano un concurso literario?

Para esta entrevista he elegido a Pilar Dueñas por ser ganadora de concurso literario, ilustradora y escritora. Su experiencia es fundamental para conocer de primera mano cómo puede afectar a tu carrera ganar un concurso literario.

Sin más preámbulos te dejo con Pilar, qué es la importante en este post, a continuación te presento las preguntas para que se defina,  y ya verás la genialidad de sus respuestas para darse a conocer:

¿Qué estudiaste?
¿En qué trabajas?
¿Cuándo comienzas a pintar?
¿Cuándo comienzas a escribir?
¿Cómo te definirías brevemente?
¿Quién te ha marcado más como artista?
¿Dónde naciste, te has criado?
¿Quién es M Pilar Dueñas Caro?
¿Por qué eres artista?

Ante todo, un saludo a todos aquellos que tienen a bien leer esta entrevista para conocerme.

Nací en Sevilla aunque en mi dni figure el municipio sevillano de La Campana, a 60 kilómetros de la capital, donde viví hasta los seis años. Mis orígenes son muy humildes pero mis padres se preocuparon siempre de darme una buena educación y de que jamás descuidara mis estudios. Fui buena estudiante e incluso quise hacer Derecho pero en el instituto se interpuso, bendito sea, mi profesor de latín, Don Patricio, que acabó por convencerme de que mi destino era la Facultad de Bellas Artes. Al fin y al cabo, desde que puedo recordar siempre destaqué en la faceta de dibujante. Así que si me preguntáis cuándo comencé a pintar o a dibujar os diré que en la barriga de mi madre.

En cuanto a la escritura, me di cuenta desde muy niña que me expresaba mejor escribiendo que hablando (menos mal que no estudié Derecho, no creo que ningún juez me hubiera aceptado un croquis de los hechos del delito). Me encantaba leer cuentos ilustrados y tebeos, y todo lo que me pasaba o pensaba lo escribía. Recuerdo que en el colegio, en un examen de sociales, me puse a explicar un conflicto armado mediante un diálogo entre los soldados, asombrosamente lo aprobé. Después hice lo mismo en el instituto con uno sobre El Quijote y también aprobé. Lo raro fue cuando en las oposiciones para el Cuerpo de Enseñanza Secundaria inicié la prueba escrita citando a Aute con aquello de “Cine, cine, cine, más cine por favor, que toda la vida es cine, que toda la vida es cine y los sueños cine son…” ¡Y aprobé! Bueno, el tema iba sobre escenografía.

Desde hace once años soy profesora de Educación Plástica, Visual y Audiovisual en el IES López de Arenas de Marchena (Sevilla). Buena gente los marcheneros pero tengo que decir que estuve viviendo y trabajando durante siete años en diversos institutos de Extremadura, tierra que considero mi segunda casa.

Me considero una persona sencilla y con un gran sentido del humor. Dibujo porque me gusta y forma parte de mi ser, escribo porque disfruto. Los escritores y los artistas plásticos tienen algo en común y es que cuentan historias. Quién, ante un cuadro de Velázquez, Murillo, Goya, Gericault, Toulose-Lautrec, Degas o mil más, quién no ha conocido una historia nueva. Quizás por eso muchos rechazan erróneamente el arte abstracto, porque piensan que esas obras no les cuentan nada, y están muy equivocados. Las formas, los colores, la composición, el movimiento pueden introducirnos en espacios imaginarios muchos más productivos de historias, una especie de País de las Maravillas en el que nosotros podemos ser los protagonistas.

Por otra parte, considero que la literatura infantil es la base de los futuros lectores y escritores. Nadie lee a Borges, por decir alguno, a los siete años. Todos hemos aprendido a leer con algún cuento ilustrado sobre un pollito o una princesita y nos ha gustado ver cómo eran esos personajes para no olvidarlos nunca. Después hemos adquirido capacidades para enfrentarnos con textos más largos y entonces es nuestra imaginación la que ilustra la historia. Recuerdo los cuentos de Perrault, de Andersen, de los Grimm, etc. que aún hoy inundan nuestro imaginario; Gloria Fuertes, que nos acercó a la poesía; Enid Blyton, que nos embulló en un mundo de aventuras. Ilustradores como Gustav Doré (por mencionar alguno rimbombante), mi adorada María Pascual; dibujantes como Ibáñez, Escobar, Quino, Shultz…, la lista es larga. Me choca que no hayan concedido aún un Nobel de Literatura a un escritor dedicado a los niños o a los jóvenes (el momento quizás esté cerca, dado que ahora se han dignado a dárselo a un cantautor).

Cuando decidí sacar del cajón mis pequeñas historias lo hice como el padre que lleva a su hijo a jugar al parque por primera vez, a ver cómo se comporta, a ver con qué otros se relaciona y si gustará a los demás; en definitiva, a que se airee, a que vea mundo. Y me di cuenta de que los personajes y sus historias tomaban forma, yo misma me los creía. En cualquier caso siempre tengo ese complejo de “no-filóloga”, las ilustraciones bien pero ¿y el texto? Entonces pienso en Chejov, en Kafka, en Miguel Hernández, en Saramago, cuyas primeras actividades profesionales no hacían pensar precisamente en literatura, y se me quita la vergüenza.

Así que si me preguntáis cómo me definiría diría que como una “desvergonzada contadora de historias de interior que saca a sus chicos a pasear”.

Ahora que conoces un poco a Pilar Dueñas, vamos con la entrevista y atacamos con los «concursos literarios»:

1. ¿Cuántos libros has publicado?

Mis cuentos aparecen en cuatro publicaciones. Tres de ellas son recopilaciones de relatos y uno es un álbum ilustrado donde el texto y las imágenes son mías. Además he sido la ilustradora de una colección de temática cofrade y de las portadas de las publicaciones de ganador y primer accésit en un concurso de relatos breves.

2. ¿A cuántos concursos te has presentado?

Algo más de una decena de concursos, tampoco son demasiados. Participar en concursos literarios lleva su tiempo, al menos para mí. Deben ser textos inéditos y originales, a veces con alguna temática y con una extensión mínima que igual no coincide con la de relatos que ya tienes escritos. Por tanto hay que ponerse manos a la obra.

Los más difíciles son los concursos de cuentos ilustrados en los que, si tú eres escritora e ilustradora como es mi caso, te lleva mucho tiempo, tanto por el texto, que debe ser interesante, como para las ilustraciones, que deben ser atractivas.

3. ¿Cuántos de tus libros publicados son ganadores de concursos?

Solo he sido ganadora de uno, el Concurso Cuentos para la Igualdad” 2011 convocado por el Excelentísimo Ayuntamiento de Dos Hermanas (Sevilla). Es un cuento ilustrado llamado “Papá quiero ser…”, cuyo premio incluía su publicación en papel y que sirvió posteriormente como motivo para la realización de unidades didácticas que se tratarían en los colegios de la localidad en el curso siguiente.

También he sido finalista en otros dos: el IV Premio Opticks Plumier de Relato Ilustrado con “¡Oh, Medusa mía”, que aparece en la publicación que recopila los relatos ganadores y finalistas. Y en el XXII Certamen de Relatos Cortos convocado por el Ateneo de Sanlúcar de Barrameda con “Un amante de vinos”.

4. ¿Cómo definirías tu experiencia en los concursos?

Es interesante. Al principio te lo tomas como un reto, un desafío, y comienzas a escribir pensando que te los vas a llevar de calle. Después, como en cualquier proceso creativo, llega un momento en el que crees que lo que estás haciendo es una auténtica pamplina pero sigues adelante porque, al fin y al cabo, te lo has propuesto. Por último, lo mandas con cara de idiota, toda ilusionada. Lo peor es la espera de la publicación del fallo del jurado, tienes que olvidarte de que has participado, de lo contrario andas como loca, consultando cada dos por tres el móvil. Y creedme, que tengas que leer el fallo del jurado en una publicación no presagia nada bueno ya que a los ganadores y finalistas se les hace saber antes de hacerlo público. Lo que pasa es que cuando recibes una llamada o un mail comunicándote que eres ganadora o finalista es un subidón de adrenalina y de serotonina tan grande que te parece que la cabeza te va reventar.

5. ¿Recomendarías participar en concursos?

Claro, ¿por qué no? Posiblemente el porcentaje de posibilidades de que ganes es muy bajo pero al menos no es el cero absoluto, que es lo que tienes cuando no haces nada. Por el ritmo de vida o los quehaceres cotidianos, muchas personas a quienes les gusta escribir o crear no encuentran nunca el momento de hacerlo. Un concurso se convierte en el empujón que necesitas para obligarte, para encontrar un ratito y buscarte “una habitación propia” como decía Virginia. Y si te presentas a diez concursos y no ganas ninguno, pues ahí tienes diez relatos que has escrito tú, que son tuyos, tu pequeña obra. Es lo que hacemos lo que nos convierte en lo que somos, si cantas eres cantante, si escribes eres escritor, si lo haces mal el no hacerlo no te va a mejorar.

6. ¿Qué debemos revisar a fondo antes de presentar nuestra obra a un concurso?

Primero hay que leerse muy bien las bases y no solo porque te puedas equivocar sin saberlo en la extensión o en el tema o en el tipo de fuente. Hay que ser positivos y podemos pensar en que tenemos posibilidades de ganar pero ¿y si el concurso lo convocan en un pueblo de Galicia y es indispensable para que te lo den que vayas a personarte? Si eres de por allí quizás puedas acercarte pero si no, a lo peor tienes que declinar la invitación. Y parece una obviedad pero hay que conocer pequeños detalles como dónde colocar la sangría si es el inicio del primer párrafo o el de los siguientes; cuándo utilizar comillas y de qué tipo; cómo utilizar los guiones, qué espacio dejar entre estos y la primera palabra, etc. No sé, pequeñeces que pueden parecer tontas pero que son indispensables, no todo se reduce a expresarte bien. En la mayoría de los casos los organizadores no disponen de correctores y el jurado no se va a molestar en corregir. Pero hay un truco: abrir un libro y fijarte en esos detallitos.

7. ¿Nos explicarías tu proceso creativo? ¿Qué te gusta más ilustrar o escribir? ¿por qué ilustrar?

Pues, a mí me enseñaron que primero hay que pensar en el tema y que tienes que saber de dónde vas a partir y adónde quieres llegar. Pero yo, como soy bastante ácrata en casi todo, lo que hago es dejarme llevar. Bueno, sé de qué o de quién quiero escribir pero se me van ocurriendo ideas sobre la marcha. Parecía un mito pero es verdad, los personajes pueden tomar vida propia y hacer lo que les dé la gana.

Después, si hay que ilustrar pues, lo normal, se toman los momentos más importantes de la historia y se representan. A veces, lo que primero se me viene a la cabeza son las ilustraciones y entonces escribo sobre ellas. Esta parte, para mí, es la más fácil, solo hay qué pensar en qué o a quiénes representar, el gesto, la expresión, el movimiento, los detalles, la metáfora, el significado implícito, el explícito; la forma, el color, la textura,…ah, la representación del espacio, la perspectiva, la angulación… En fin, nada, una tontería, ¡dibujitos!

8. ¿Qué te inspira? Y eso de perseguir un perfume… que no se te olvide explicarlo, me resulta muy evocador.

Me inspiran las personas, como a cualquiera. Pero también me inspiran los sentimientos, como a cualquiera también. Pero casi que me inspiran más los malos sentimientos, la envidia, el odio, la crueldad, la vanidad, la fealdad…Vaya, creo que no soy muy original porque los cuentos clásicos están llenos de esos sentimientos. Ahora con la cosa de lo políticamente correcto y la educación en valores los cuentos infantiles son un poco más blanditos pero donde se ponga un buen lobo come niños que se quite Caillou.

Y en mi vida cotidiana me inspiran mucho los olores. El café recién hecho por la mañana, la ropa recién sacada de la lavadora, el olor de las calles cuando llueve, la colonia de mi marido. A propósito de esto último, soy coleccionista de muchas cosas menos de los frascos de perfume y tengo más de cien. Estos me los han ido regalando o los he ido comprando yo porque toda mi vida he buscado un olor, un perfume, y no consigo dar con él. Algunos se le parecen pero dejan de hacerlo cuando pasa el tiempo, quizás ese olor que persigo solo exista en mi imaginación, quizás tendré que dibujarlo.

9. ¿Qué opinas del concepto “calidad literaria”?

Pues, por seguir con la comparativa entre escritura y arte plástico, creo que la calidad literaria depende mucho de la época, de los gustos, las tendencias, los cánones. Por poner un ejemplo tonto, si Ingres hubiera podido ver la obra de Picasso, le hubiera dado un pasmo al pobre hombre. Igual si Lope de Vega formara parte del jurado de un concurso de poesía y cayera en sus manos una de García Lorca, quizás no habría «tranxilium» para tranquilizarlo. Todo evoluciona, desde luego, pero de lo que estoy segura es de que Picasso estudió la obra de Ingres y de que Federico hizo lo mismo con la de Lope de Vega. Si los cimientos están bien hechos podemos construir rascacielos.

 

Y yo ante semejante despliegue me he quedado sin palabras, de hecho la entrevista la firma Pilar porque este trabajo considero que es más suyo que mio, yo sólo suscribo por tratarse de mi idea y porque la estructuración del tema ha sido mi obra, pero nada más. Pilar además de abrir la puerta de su alma de artista, te ha regalado parte de su arte, la ilustración de este post es suya, la ha cedido a los lectores de Apublicar. En este último caso y con total certeza te recomiendo que antes de publicar… revises Apublicar.

M. Pilar Dueñas Caro

Asunción Sánchez Monclova

 

Calidad literaria ¿mito? ¿realidad? o simplemente un término obsoleto

«Calidad literaria» o la tiranía de la opinión ajena.

 

En este post me voy a permitir hablar de mi opinión. Después de hablar con bastantes autores, todos coinciden en la preocupación que genera la opinión de  lectores, críticos, agentes,… Todos ellos tendrán una opinión de un libro leído. Mi pregunta es: ¿existe algo ajeno a la opinión? ¿Hay algo, además de la opinión?

Bien, partiendo de un texto escrito con corrección gramatical, tengo que decir con toda contundencia que el resto es opinión (según la mía propia). El concepto «calidad literaria» requiere de una objetividad que está lejos del ser humano, incapaz de percibir la realidad sin sus propias limitaciones, miedos, gustos, necesidades, sueños, esperanzas…

Si realmente la calidad literaria fuese un concepto en valores absolutos, sería fácil definirlo y todos sabríamos en qué consiste. Entonces, no tiene sentido que autores muertos sin reconocimiento, pasado un tiempo, tengan el galardón de «calidad literaria».

Vamos a empezar por la definición:

  • Calidad literaria, según Arturo Pérez Reverte «Decir que lo que lee mucha gente no es buena literatura es como decir que un libro no puede ser bueno si provoca muchas ganas de leerlo. Un escritor de verdad no tiene otra cosa que su artesanía. Y un escritor sin lectores desaparece. La única posibilidad que tiene este artesano es que lo lean. Lo que hay que darle al lector es algo que realmente le interese.» 
  • Calidad literaria según Ildefonso Falcones ««Yo no me meto en temas como la calidad literaria, que es algo subjetivo, lo único que me interesa es que la gente se entretenga y que se olvide de todos sus problemas. Utilizar el lirismo escribiendo es sencillísimo. Hacer lo contrario, escribir con un lenguaje rápido, útil, inteligible y que oirigine sensaciones en el lector, eso es lo más difícil para mí».
  • Calidad literaria con todos a debate: Escritores (Goytisolo, Azúa, Guelbenzu, Gopegui, Navarro y Montero Glez), críticos (Senabre y Echevarría) y editores (Moreno y Herralde ¿y sabes lo mejor?: según Julia Navarro: «Algunos gurús culturales reparten patentes de calidad. Y detrás de esa actitud hay grandes dosis de arrogancia y, a veces, grandes errores». Podríamos seguir así un buen rato, pero no te quiero aburrir.

Calidad literaria como de Herramienta de poder que usan unos cuantos

Si entendemos la literatura como un vehículo, que valiéndose de las letras y reglas gramaticales como instrumentos, nos permite establecer un puente con el lector para que el contenido viaje, ¿dónde queda la calidad literaria? ¿realmente afecta a la ecuación? ¿Por qué no dejamos que sea el lector el que decida? A fin de cuentas, desde que el mundo tiene recuerdo de sí mismo, hemos usado las historias para transmitir conocimiento, sabiduría, tradiciones… o, simplemente, para entretener. Y después de tanto recorrido, seguimos haciendo exactamente lo mismo; eso sí, con un millón de vueltas más para rizar el rizo.

Después de toda esta parrafada, quiero dejar claro que: «calidad literaria», bueno o malo en referencia a un texto son términos obsoletos.

Todos tenemos opinión y tenemos derecho a tenerla; pero de ahí a intentar sentar cátedra, hay un abismo.

Aquí lo dejo y espero tus opiniones, en esta ocasión como recurso en Apublicar te regalo libertad para escribir y crear. Antes de publicar… revisa Apublicar.

Asunción Sánchez Monclova

Storytelling para tu marca personal

storytelling y marca personal

storytelling: una forma de contar tu marca para llegar a tus clientes a través de las emociones

Storytelling ¿Qué pasaría si lo uso en mi marca personal?

Tengo pendiente publicar una entrada para definir los pasos en el desarrollo de la marca personal, pero necesitas conocer el storytelling. Te lo voy a presentar de forma sencilla para que lo puedas usar desde una perspectiva correcta.

Storytelling es: “el ancestral arte de contar historias aplicado al marketing”. No te equivoques, no es más de lo mismo; el storytelling va un paso más allá de la publicidad tradicional en la que se intenta seducir al individuo a través de la parte racional. Con el storytelling creamos una historia que define la marca y hace que el usuario se identifique emocionalmente con ella, se trata de explicar el concepto de marca a través de una historia para crear un vínculo profundo entre el cliente y la marca. Pero cuidado con la historia que creas, porque si sólo es un cuento se te va a desmoronar antes o después, como bien explicaba hace ya 8 años Christian Salmon.

Primero vamos a citar brevemente las partes que debes considerar para desarrollar de forma coherente el storytelling de tu marca:

  1. Tema primordial: que suele estar basado en la lucha entre opuestos.
  2. La fuerza del recuerdo: Es recomendable usar recuerdos arquetípicos que son parte del patrón común de crecimiento humano.
  3. Punto de anclaje: la historia debe apelar a hechos reconocidos y aceptados por la audiencia… refranes, hechos históricos…
  4. Estructura: como en todas las historias debe existir un comienzo, desarrollo, clímax y fin.
  5. Conflicto: imprescindible crear un buen conflicto potente y dosificado, para desarrollar una historia coherente.
  6. Aplazamiento: he aquí la sutileza y seducción de la historia, a través de la emoción creada en la audiencia saber cuándo actuar y cuándo parar.
  7. Adornos: los justos para aumentar la credibilidad y certeza de la historia pero dejando ganas de más.
  8. Fin: el final debe estar perfectamente encajado con el principio y desarrollo, debe conectar con la audiencia para que se sienta parte de la historia e incluso que le permita recrear su propia historia.

Y ahora vamos al grueso de arquetipos en base a los cuales debes crear los personajes del storytelling de tu marca:

  1. Héroe: Personaje con cualidades específicas que le hacen único para cumplir una misión.
  2. Sabio: habitualmente de edad avanzada, con grandes conocimientos que está dispuesto a compartir con el héroe para ayudarle en su misión.
  3. Fuera de la ley o rebelde: es un personaje que vive al margen de las normas, que rompe las reglas para ayudar a héroe.
  4. Amante: puede aparecer bajo una doble faceta, bien como seductor tipo Don Juan Tenorio o bien como objeto amado tipo Dulcinea. Este personaje da un toque picante y sensual a la historia que nos sirve para interesar a la audiencia.
  5. Bromista: se trata de personajes revoltosos que dan una nota de humor en el momento adecuado para aliviar la tensión del conflicto.
  6. Explorador: se suelen unir a la causa del héroe ayudándole a cumpir su misión, sólo por el placer de vivir una aventura.
  7. Inocente: este sería Sancho Panza, se trata de un personaje que ofrece su lealtad al héroe para ayudarle en su misión. Son personajes sencillos pero auténticos, lo que llamaríamos personas nobles.

Por último te voy a centrar la información, con una serie de preguntas clave para que comiences a crear el storytelling de tu marca personal:

Lo más importante es que veas a tu marca como una entidad viva, explícale ¿quién es? e intenta hacerlo contando una historia, te ayudará seguir el siguiente guión de preguntas, pero no pierdas de vista a tu personaje (tu marca).

  1. ¿Quiénes son los protagonistas de tu marca personal?
  2. ¿Cuál es el contexto?
  3. ¿Qué experiencia y emociones transmite?
  4. ¿Es una historia coherente y creíble? (tiene coherencia entre el inicio, desarrollo y fin)
  5. No te olvides de clímax: ¿cuál es el clímax de tu historia?
  6. ¿La historia refleja lo importante de tu marca? ¿Aquello que te hace interesante y te de diferencia del resto? ¿es una historia interesante para tu audiencia? ¿es una historia con la que tu audiencia se siente identificada?
  7. ¿Es una historia honesta y fácil de recordar? Una de esas que compartirías de forma espontánea por el mero placer de contarla.

Ahora sí que la he liado parda ¿eh?. Te doy mucha información pero totalmente estructurada, para que empieces a crear mentalmente una idea clara de tu marca. Aquí comienza la historia, tu historia, es todo un reto y va a ser tu creación, está viva y se irá adaptando a lo largo del tiempo a medida que evolucione. No es necesario que mientas, ni que seas uno más, siendo real no hay dos marcas iguales.

Voy a cerrar este artículo con una frase que me encanta: “La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir” – Maya Angelou.” Y por supuesto con una nota de humor y estilo práctico donde los haya: 10 pasos para convertirte en un storyteller.

Como siempre me despido esperando que esta información te resulte útil, y en este caso antes de publicar tu marcar personal … revisa apublicar.

Asunción Sánchez Monclova

Cómo elegir editorial

editorial: infografía como elegir editorial

www.apublicar. es:   «Infografía: Cómo elegir editorial»     Asunción Sánchez Monclova

 

 

 

Editorial: ¿cuál elegir?

Ponte en situación: llevo un montón de tiempo anotando ideas, estructurando el trabajo, desarrollando la personalidad de los personajes, el tema, el conflicto… y por fin tengo mi obra terminada.

Ahora me toca decidir que hago con el manuscrito. Está claro que después de tanto esfuerzo, no voy a tirarlo todo por la borda eligiendo la primera editorial que encuentre.

La editorial es muy importante en el proceso de venta de mi libro, pero ¿cuál elijo?. Después de  estructurar mis prioridades e investigar estadísticas de publicación, formatos, editoriales, ventas, etc. he establecido una serie de puntos fundamentales para la elección de una editorial:

 

  1. Número de libros publicados en el último mes y año.
  2. Número de autores con más de una obra publicada con la editorial en el último año – 2 años.
  3. Recursos que la editorial pone a disposición del escritor: booktrailer, apoyo en la presentación, corrección del manuscrito, diseño y maquetación del interior, portada, contraportada, ilustración…
  4. ¿Cuánto tiempo lleva funcionando como editorial?
  5. ¿En qué formatos edita las obras?
  6. ¿Con qué puntos de venta tiene acuerdos?
  7. ¿Me ofrece en el servicio  ISBN y código de barras en la obra?
  8. ¿Qué tipo de libros edita? Si mi obra es un cuento infantil está claro que no voy a elegir a una editorial especializada en novelas negras.
  9. ¿Qué propuestas tiene para el autor? Por citar algunas: acompañamiento y stand en ferias del libro, presentación de nuestra obra en eventos literarios, presentación de nuestra obra en medios “offline” y “online”, etc… aquí anota todo lo que para ti sea importante.
  10. Valores que representa. Este punto es muy sutil y muy importante para que tu obra llegue rápido a tu público objetivo. Es fundamental que elijas la editorial que representa los valores que tu obra refleja.
  11. ¿Está actualizada? Utiliza técnicas de impresión innovadoras, desarrolla perfiles “online”, ofrece propuestas innovadoras para diseño y comercialización de los libros, me pueden crear una landing page para la comercialización digital de la obra, pueden alojar un codigo QR en la obra y ofrecerme un espacio virtual a medida para alojar parte de la información de la obra…
  12. Ubicación: para mí la cercanía es importante, no quiero tener que coger un avión para ponerle «la cara colorada» a alguien si la cosa no sale bien.
  13. ¿Disponen de un lugar físico para visitar? No se me ocurre dejar mi obra en manos de una empresa que ni siquiera he visitado.
  14. ¿Están dispuestos a entrevistarse contigo? Si no me dan la opción de una entrevista cara a cara antes de elegirlos como editorial, ya lo tengo claro.
  15. Es importante contactar con unos 3 autores que hayan publicado con la editorial, y preguntarles por la experiencia.
  16. ¿Cumplen cuando prometen que tu libro estará disponible para la venta en…? Son muchos los autores que no encuentran su libro en los puntos de venta acordados.

 

Estos son los puntos que yo considero importantes. Ten en cuenta que pueden variar un poco en función del tipo de obra y formato de publicación. Por ejemplo, resultaría extraño fijar una entrevista con un responsable de  Amazon para publicar un formato digital (Kindle).

 

Antes de buscar editorial es importante tener claro lo siguiente:

 

  1. Tipo de obra.
  2. Ventas del último año en obras del mismo género.
  3. Público objetivo.
  4. Formato de publicación.

A estas alturas ya debes tener claro que la elección de la editorial con la que vas a trabajar es importante. La adecuada influirá de forma positiva en la venta de tu obra.

 

Y por último, para que estés informado de los recursos con los que puedes contar, no te olvides  “antes de publicar… revisa apublicar“.

 

Asunción Sánchez Monclova

Escribir y cómo ser productivo escribiendo

Escribir cuando se trata de tu pasión es una necesidad pero ser productivo siempre viene bien.

 

Para escribir el artículo me he propuesto ir al grano y darte 5 puntos básicos para que no te pierdas cuando escribes. No voy a inventar nada nuevo, sólo estructuro el conocimiento con mi experiencia, para que le saques el máximo partido al don con el que has nacido: la pasión por escribir.

 

 

como ser productivo escribiendo

Escribir y ser productivo escribiendo, la meta de todo escritor

 

Puntos básicos para la optimización de tu trabajo: escribir.

  1. Acostúmbrate a ir siempre, y en todo momento, con material para poder escribir. A lo largo del día y de  los días, si te observas podrás comprobar que tienes gran cantidad de ideas interesantes, curiosas o novedosas y si no las anotas, se quedan perdidas en el limbo de la nada. Como escritor no sabes cuál de esas ideas (aunque te parezcan alocadas o tontas) te pueden llevar a definir un personaje, un conflicto o un escenario para el desarrollo de un capítulo… Es imprescindible que tus ideas no se pierdan, en breve podrás comprobar lo inspirador que te resulta cuando no tienes claro como seguir: revisar tu cajón de ideas. Es como disponer de tu propia musa a la que llamar cuando necesitas, ¡y además ésta acude!…  ¡A escribir!. Ahora mi pequeño toque: me encanta anotar las ideas a modo de árboles de contenido. Por ejemplo, si se me ocurre una idea en relación a un personaje la anoto unida al personaje, y así con todas las ideas. Cuando rescato mis ideas es como tirar de un hilo para sacar partido a mi alocada imaginación.
  2. Aprovechar siempre la inspiración; nunca es mal momento para ponerse a escribir, ése es el momento.El resto casi siempre puede esperar, y si realmente no puede esperar, no olvides poner una nota en tu árbol de contenido, agenda, ipad, móvil,… Vamos donde te guste anotar, que para gustos tenemos modelos.
  3. La constancia: fundamental para llegar a puerto. Si eres constante serás capaz de crear aquello que te propongas. En esta vida hace mucho más el que quiere que el que puede; y no es una frase vacía, llevo 43 años comprobando que es cierta.
  4. La corrección: indispensable en cualquier obra por buena que sea. Pero «ojito» porque como todo tiene su truco: es importante que dejes reposar la obra un tiempo prudente antes de revisarla. Recién escrita cualquier obra te parecerá fantástica. Yo personalmente hago hasta 3 y 4 correcciones; la primera siempre es la más drástica y a partir de ahí, reviso detalles. Por último, leo la obra en voz alta para el repaso final, no te puedes imaginar lo que cambia una obra cuando la lees en voz alta.
  5. ¡Superar los miedos! Sí, esa persona que siempre parece valiente…pura fachada. No pasa nada por reconocer en público que eres escritor aunque no hayas publicado ningún libro; lo importante es que lo has escrito y cuando llegue el momento se publicará. Tampoco es mala idea apostar por hacer realidad tu meta: a fin de cuentas autopublicar una obra es algo que te puedes plantear; incluso hay opciones en las que no tendrás que pagar, sólo tienes que estar informado de los recursos que existen. Por otro lado, si eres de los que siempre piensa que se puede mejorar, personalmente yo recurro a una frase que mi marido me repite: «lo perfecto es enemigo de lo bueno» y con el tiempo he comprobado que tiene más razón que un santo. Yo soy muy perfeccionista y siempre me parece que puedo mejorar algo. Lo de ir alcanzando la perfección será tiempo y experiencia. Todo gran camino se empieza con un primer y tímido paso.

Y por último, para que estés informado de los recursos con los que puedes contar, no te olvides  «antes de publicar… revisa apublicar«..

 

Asunción Sánchez Monclova