Entradas

Marketing de contenidos ¿Qué es?

¿Conoces el marketing de contenidos o content marketing?

Marketing de contenidos es parte del inbound marketing (Conjunto de técnicas no intrusivas que nos permiten captar clientes aportando valor y aunando varias acciones de marketing digital) que consiste en usar el contenido de forma estructurada y atrayente, para llegar a tu público objetivo a través de sus intereses y así conseguir convertirlos en clientes.

Marketing de contenidos según Joe Pulizzi “se trata de una técnica de Marketing de creación y distribución de contenido relevante y valioso para atraer adquirir y llamar la atención de un público objetivo bien definido, con el objetivo de impulsarles a ser futuros clientes”.

La clave del Marketing de contenidos está en:

1Definir perfectamente el público objetivo. Te vendrá muy bien hacer fichas con tus prototipos de cliente, en la que debes añadir datos conocidos y contrastados. Mi recomendación práctica para realizar las fichas de prototipo es que salgas a tomar café con tus clientes o posibles clientes.  Es imprescindible que te intereses por sus problemas reales, lo que buscan, por qué lo buscan, cómo buscan soluciones y qué factores les influyen en la toma de decisiones para la compra. La información obtenida te llevará a tener una ficha perfectamente definida para cada tipo de cliente.

2Tener perfectamente claro tu objetivo.

3Trazar un buen mapa y calendario de creación y distribución de contenido.

Características esenciales del Marketing de contenidos:

1Crear contenido que interese a nuestro público objetivo.

2Aportar valor.

3Dejar claro el conocimiento de la empresa o marca en el tema a tratar.

4Estructuración y adecuación del contenido al soporte en el que se va a emplear.

5Acercamiento entre la marca y el cliente o posible cliente creando una relación bidireccional en la que la opinión y necesidades del público objetivo se tienen en cuenta.

¿Qué conseguimos como marca o empresa gracias al marketing de contenidos?

1Establecer una relación más directa, estrecha y personal con tu público objetivo. Y da igual que estés desarrollando tu marca personal como autor, o que quieras vender bicicletas a medida. En ambos casos establecer una relación con tu posible cliente, ofreciendo información que pueda usar, que le interese o que necesite es una forma de dar a conocer tu marca y producto.

2Posicionarnos como marca. No aspiro a tanto como llegar a ser “top of mind”. Pero puedes conseguir aparecer en la mente de tu posible cliente cuando busque soluciones o temas que le interesen.

3Mejorar tu posicionamiento en buscadores de forma orgánica. Si tienes una estrategia de contenidos y estructuras el contenido, teniendo en cuenta las palabras claves que buscan los usuarios para llegar a él, conseguirás que tus posibles clientes te encuentren y te conozcan.

4De paso si el contenido que creas es realmente útil e interesante (y te recomiendo que en caso contrario no crees contenido) conseguirás que se comparta y llegarás a posibles clientes poniendo a funcionar la red para tu marca o empresa.

5Creando contenido de calidad dejas claro en el público objetivo tu capacidad y formación en aquellos temas que le interesan y que podrían delegar en tu marca. El contenido de calidad te permite destacar como empresa o marca competente que sabe lo que hace y por qué lo hace.

6Generas confianza entre la marca y el posible cliente, lo que puede terminar en una relación comercial.

¿Qué se considera contenido en el marketing de contenidos?

Este último punto es fundamental, ya que mucha gente cuando oye hablar de marketing de contenidos piensa que se trata solo de texto.  La realidad es que cualquier formato que se cree en la marca para dar a conocer la gestión, conocimiento, capacidad… en un tema de interés para posibles clientes, es considerado contenido.

Concretando:

1.Guías o tutoriales.

2.Juegos.

3.Webinars.

4.Presentaciones.

5.Aplicaciones.

6.Imágenes.

7.Vídeos.

8.Infografías.

9.Artículos o posts.

10.E-books.

11.White paper o libro blanco

12.Plantillas.

13.Podcast…

 

Actualmente, casi todos estamos acostumbrados a crear contenidos para nuestras redes o simples conocidos… Si quieres hacerlo de forma profesional para desarrollar tu marca, darla a conocer y empezar a generar interés es fundamental que empieces por definir los siguientes conceptos:

Público Objetivo.

Intereses y necesidades de tu público objetivo.

Lugar en el que habitualmente se encuentra tu público objetivo.

Objetivo de la marca y tiempo en el que se debe conseguir.

Tormenta de ideas: una vez conoces los intereses de tu público objetivo empieza a sacar enlaces de temas relacionados que te irán llevando a otros y así podrás sacarle el máximo partido a cada concepto.

Tipo de contenido que irá en función del soporte que habitualmente use el público objetivo.

Planificación de acciones para difundir el contenido.

Análisis de los resultados.

Marketing de contenidos para conectar con tu público objetivo.

Marketing de contenidos

La mejor forma de conectar con tu público objetivo es el marketing de contenidos.

Por último no te olvides que entre tu público y tu marca o empresa existe una relación. Cuida, mima y está atento a las necesidades o cambios en los gustos. Esta característica es fundamental en esta época, ahora ya no valen los antiguos modelos de negocio donde el cliente no era más que un número que se adaptaba a tus servicios o productos. La evolución del mercado va encaminada a una personalización o customización del cliente. Ahora son las marcas las que tienen que buscar soluciones a medida para cada cliente. Mira lo que acaba de hacer nada menos que Nike: zapatillas customizadas para cada cliente. Si lo piensas detenidamente entenderás que es lo más lógico, el que paga el servicio o producto es el cliente, si no cubre sus necesidades, gustos o expectativas ¿por qué lo va a comprar?

Te voy a poner un ejemplo típico de estudio: Correduría de seguros. Se supone que debe ofrecer servicios más amplios o completos que un seguro, en caso contrario ¿para qué contratar con ellos? ¿Te ofrecen comparativas de precios con diferentes compañías? ¿Te avisan antes de que cumpla el seguro por si hay mejores ofertas en el mercado? ¿Te facilitan las bajas con las compañías contratadas?…

En algunas corredurías de seguros ocurre que se encuentran muy cómodos, creen que pueden seguir ofreciendo al cliente excusas como: “es que tengo muchos clientes y yo no puedo estar atenta a los vencimientos de las pólizas” Ante esta respuesta ya no hay que seguir hablando, ni siquiera conocen los recursos informáticos básicos, esto es falta de interés por el cliente. Y la siguiente parte de la reflexión está clara, si a una marca no le interesa el cliente ¿Por qué se va a interesar el cliente en la marca?

Quiero cerrar este artículo con un broche de oro: “la gente no compra lo que uno hace, compra porqué uno lo hace (Simón Sinek)” El Marketing de contenidos es una magnífica oportunidad para mostrar porqué haces las cosas.

¿Sabes porqué he creado este artículo? Porque estoy convencida de que la información debe ser compartida, para beneficio de todo aquel que la pueda necesitar. La información no marca la diferencia, es una herramienta necesaria, pero solo la capacidad intrínseca de cada individuo le diferencia del resto. Es imposible imitar: la creatividad, la bondad, la capacidad para resolver problemas, la visión de la realidad… Si todos compartimos los conocimientos nos enriquecemos como especie, nos hacemos más fuertes y a la vez potenciamos nuestras propias competencias y capacidades. Todos ganamos.

 

Este es otro recurso de #Apublicar, en este caso me he centrado en lo que el marketing de contenidos puede hacer por tu marca personal, de autor, empresa, negocio, comercialización de obras literarias… en definitiva si quieres publicar (hacer público algo) revisa Apublicar.

Neuromarketing para todos con Apublicar

¿Cómo usar el neuromarketing? Estamos rodeados de técnicas basadas en el neuromarketing: ¿lo sabías?

Lo primero es definir de forma básica el término: » Neuromarketing es el uso de las neurociencias con la finalidad de facilitar y mejorar la creación, la comunicación y el intercambio de acciones, servicios y productos de valor entre grupos e individuos que necesitan y desean satisfacer sus necesidades mediante estos intercambios».

El neuromarketing es usar la neurociencia y su conocimiento sobre el funcionamiento del cerebro aplicado al marketing. Así se consigue contactar con el público objetivo en una campaña de marketing, porque sabes como llegar a él para fijar un recuerdo, llegar a top of mind , crear una necesidad…¿te imaginas ser la primera marca que acude a la mente de la gente que piense en tu producto o profesión? A mi me da un «subidón» solo de pensarlo.

¿Qué analiza el neuromarketing?

De forma sencilla, podemos decir que se analiza el comportamiento del público objetivo. Se estudia el proceso mental del usuario al que va dirigido la campaña de marketing. Creo que ha llegado el momento de aclararte que no es fácil disponer de los recursos necesarios para poder implantar estos estudios y profesionales en una empresa. No todos somos Coca-Cola, pero el resto de los mortales podemos conocer los estudios ya realizados y de comprobada eficacia.

Entre otros parámetros se analizan las reacciones de los individuos frente a:

  1. Percepción visual.
  2. Percepción auditiva.
  3. Percepción de olores.
  4. Percepción de sabores.
  5. Tacto.

¿Qué se persigue con el neuromarketing?

  1. Conocer los procesos mentales.
  2. Conocer las reacciones frente a los estímulos que percibimos gracias a nuestros sentidos.
  3. Y ahora el plato fuerte: emociones ¿Es el pensamiento el que te lleva a la emoción? ¿Será la emoción la que mueve al pensamiento hacia un determinado punto?
  4. Motivación y como nos afecta en los procesos mentales y la toma de decisiones.

En los grupos de estudio se analizan los datos obtenidos para intentar conocer y predecir el comportamiento. Se pretende conocer como funcionan los procesos mentales en la toma de decisiones y como puede afectar un estímulo externo.

¿Cómo se usa el neuromarketing? Veamos algunos ejemplos.

  1. Colorla elección del color de un producto, una campaña o un logo es fundamental y gracias al neuromarketing podemos conocer las reacciones que los colores provocan en nuestro cerebro. En este caso no podemos olvidar el factor cultural; en algunas culturas un color tiene un significado específico y puede afectar a la marca. El blanco pude ser un color asociado al luto y al duelo o a la limpieza y pureza. No es casualidad que muchas empresas relacionadas con la salud y el medio ambiente elijan el verde como color corporativo ¿no te habías fijado?
  2. Ubicación del contenido y objetos: Gracias al neuromarketing sabemos dónde colocar los objetos que queremos destacar: conocemos los puntos que primero se ven en una lectura rápida, y el punto al que el cerebro destina menor atención. En los supermercados las rutas están calculadas, la altura de la vista es el lugar más caro de la estantería, los productos de primera necesidad están al final del recorrido, se cambian de ubicación los productos para obligarte a ver otros nuevos… nada es azar.
  3. Forma: Aquí no se escapa la forma del envase, ni se deja que el logo sea muy agresivo con demasiados picos, a menos que tengamos en mente alguna simbología específica y reconocible por el público objetivo. Como norma general las formas redondeadas resultan más amables, integradoras y cercanas a nuestro cerebro.
  4. Olores: ¿Crees que es casualidad que el horno del supermercado esté en la zona central? No, es para que el olor abarque el mayor rango de acción posible, embargando nuestros sentidos, activando nuestras papilas gustativas, ¡y a ver quien se resiste a comprar pan! El aroma del pan recién hecho nos despierta el apetito y nos trae recuerdos gratos de otras comidas.
  5. Música y luces: En las grandes superficies y tiendas es habitual encontrar música acorde con los gustos del público objetivo. También es habitual encontrar luces artificiales y con ambos recursos se persigue crear una ambiente cómodo y acorde a la acción que deseamos provocar. En rebajas que se pretende una compra rápida e impulsiva, la música será más acelerada. Sin el factor sol conseguimos que el público pierda la noción del tiempo y se centre solo en la compra, con lo que es probable que compre más.
  6. Números: los precios acabados en ..,99 dan una sensación diferente a un número redondo, percibimos como un precio más barato o mejor calculado uno con decimales que uno con números completos.
  7. Orden y desorden: Cuando queremos que el usuario entienda que está frente a un producto de calidad, exclusivo, único… veremos un orden impoluto y una presencia casi etérea de los productos en sus estantes. En cambio cuando lo que queremos es fomentar la venta de un producto de saldo aparecen amontonados y desordenados, el cliente en su búsqueda de tesoros ha encontrado ese producto a un precio de ganga, ese producto concreto que es justamente el que yo necesitaba vender, sí ese precisamente,  porque es el que más beneficios me deja. Gracias al neuromarketing puedes conseguir hasta cierto punto, guiar la acción de tu público objetivo.

Hay más ejemplos pero con estos básicos creo que queda claro que el neuromarketing está presente en tu día a día, y que es posible integrarlo con tu campaña de marketing para optimizar el rendimiento. Me da igual que quieras lanzar un nuevo libro o que vendas sombreros exclusivos, este recurso sirve para publicar (por si no te has fijado, publicar es hacer público algo) con un plan asociado.

Una vez más antes de publicar, revisa los recursos de Apublicar.

 

Asunción Sánchez Monclova